Sucesos

Madre deja entrever que muerte de su hijo fue por encargo

 

Zunilda Haseitel, madre de un joven estudiante de veterinaria que murió en la noche del miércoles tras ser baleado por dos sujetos que circulaban en una motocicleta, pidió justicia por la muerte de su hijo y pidió al Ministerio Público que investigue a fondo el caso.

Sostiene que el joven recibía amenazas y su muerte podría haber sido por encargo.

“Por lo menos saber y llegar a quiénes fueron”, dijo la mujer en contacto con NoticiasPy.

El hecho ocurrió en el barrio Laurelty de San Lorenzo, a metros de la casa de Carlos Emmanuel Ortiz Haseitel (27) que fue interceptado por dos hombres que circulaban en motocicleta y uno de ellos lo hirió de muerte. Sus agresores no se llevaron ninguna de sus pertenencias.

Los autores podrían haber sido sicarios, según datos que manejan agentes de la Brigada Central que intervienen en el caso.

En un video de circuito cerrado se observa que una motocicleta con dos ocupantes interceptó al joven, y la luz del biciclo permite observar medianamente que hubo primero un forcejeo, cuando aparentemente recibió el disparo, y segundos después los malvivientes huyeron, mientras que Carlos Ortiz retrocedió sobre sus pasos y a unos pocos metros cayó muerto.

La víctima recibió un balazo a la altura del pecho, que le afectó el corazón.

Fue auxiliado por vecinos y transeúntes, quienes lo trasladaron hasta el Hospital de Calle'i, donde se confirmó su fallecimiento.

La fiscala Viviana Riveros explicó que, en unas imágenes de circuito cerrado, se ve a la víctima forcejear con los hombres. Además, mencionó que no fue despojado de sus objetos personales.

Las investigaciones para esclarecer el caso recién empiezan y, hasta el momento, no se puede descartar ni afirmar si se trataría de un hecho de sicariato o un intento de robo.

“Ninguna hipótesis puede ser descartada. No tenemos nada en concreto, solo esas imágenes”, indicó la agente del Ministerio Público.

Un vecino de la zona, en contacto con la misma emisora radial, relató que escuchó un disparo y salió a ver qué estaba pasando, cuando vio a Carlos Emmanuel tendido en la calle. “Estaba a 30 metros de mi casa”, comentó.

Los investigadores cuentan con el celular de la víctima para un peritaje.

Dejá tu comentario