Política

Mades verificará de nuevo un club en zona de Itaipú

 

Por falta de información completa, el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) realizará una nueva verificación en el condominio Costa del Lago, que desde el 2015 cuenta con permiso de la Itaipú para ocupar parte de la franja de bosques de protección o poligonal envolvente, pero en el 2012 había sido denunciado por la binacional al afectar un humedal hoy ya convertido en un lago artificial.

El director de Fiscalizaciones del Mades, Julio Mareco, había manifestado a ÚH a inicios del mes pasado que se inició un sumario a la empresa, a partir de la fiscalización que halló irregularidades respecto a las licencias ambientales obtenidas de la ex Secretaría del Ambiente (Seam), sobre todo respecto a la explotación del humedal, tal como reveló la investigación de ÚH, así como la ausencia de licencias en ciertos casos.

Sin embargo, el director de Asesoría Jurídica del Mades, Hugo Cardozo, explicó ayer que la información brindada por los fiscalizadores era incompleta, por lo que solicitaron que se realice una nueva verificación técnica e informe al respecto para tener mayor claridad.

ANTECEDENTES. El condominio Costa del Lago es uno de los varios que ocupan parte de la poligonal envolvente de Itaipú, franja de 1.524 kilómetros que va desde Hernandarias hasta Salto del Guairá, que nace de la Ley de Expropiación Nº 752/79, que en su artículo séptimo indica que los bosques de esta franja serán de conservación permanente.

El permiso para utilizar una parte de la franja lo obtuvieron a partir de un acuerdo con la binacional de la asociación civil Club Náutico Costa del Lago, de la que forman parte los vecinos del condominio.

Esto se dio en el año 2015, durante el mandato de gobierno de Horacio Cartes y la dirección de James Spalding, quien explicó que el lado brasileño también dio su acuerdo para la concesión a través de un contrato de comodato.

Lo que la binacional no tuvo en cuenta en el 2015 son los antecedentes del 2012, año en que la Itaipú presentó una denuncia en contra de la empresa que explota el condominio, Corporación La Esperanza, cuyo presidente actual es Antonio Saccarello, yerno del fallecido ex presidente de la República general Andrés Rodríguez.

La demanda de Itaipú fue porque la empresa taponó y rellenó con tierra una franja de una hectárea, de un humedal de 50 hectáreas, sin permiso de la entonces Secretaría del Ambiente (Seam), violando leyes ambientales.

En ese entonces, el fiscal Gustavo Sosa constató la desecación de humedales colindantes con el refugio biológico Tatí Yupí, por lo que abrió la causa Nº 4600/12 y allanó el local.

La empresa fue multada para pagar 350 jornales mínimos, unos G. 22 millones y a adecuarse a las normativas. Sin embargo, continuó con las obras, y construyó encima del humedal una laguna artificial de casi 23 hectáreas, y sigue avanzando sobre el resto del humedal construyendo caminos encima.

Con base en la información preliminar de los fiscalizadores del actual Mades, la empresa no estaría contando con los permisos que debió gestionar para taponar el humedal y construir el lago artificial, pero el sumario no avanza por falta de claridad del área jurídica.

Dejá tu comentario