Mundo Animal

Mades investiga la brutal muerte de un puma

El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible investiga un video donde se ve a un hombre matando a un puma. Aparentemente, el felino buscaba refugio a causa del incendio que azotó a Alto Paraguay, Chaco.

El director de Fiscalizaciones del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), Julio Mareco, informó en NoticiasPy que recibieron la denuncia hace cinco días, por lo que se encuentran buscando al responsable de la muerte de un puma a palazos.

No determinaron aún si el caso efectivamente ocurrió en Alto Paraguay, donde se registraron incendios forestales. De acuerdo al informe, el felino, posiblemente, huía del fuego y buscó refugio en un establecimiento.

Sin embargo, el animal fue atacado por un hombre que tenía en sus manos un palo de considerable tamaño y una pala. El hecho fue grabado en video y empezó a correr por las redes sociales.

En la grabación también se escucha a otra persona hablando en el idioma guaraní, por lo que se supone que este caso ocurrió en Paraguay.

Puma asesinado.mp4
Se desconoce dónde sucedió el ataque al puma que derivó en su muerte.

Mareco indicó que no se debe matar a este tipo de animal, ya que está protegido por la ley de vida silvestre, pero señaló que tienen conocimiento de que en la práctica muchos establecimientos ganaderos los eliminan, debido a que atacan al ganado.

Sin embargo, advirtió que eliminarlos está prohibido. Explicó que los ganaderos deben espantarlos a través de distintas técnicas, como la utilización del cencerro en el ganado y la colocación de luces que detectan movimiento.

La ley establece una multa que puede llegar hasta los 20.000 jornales, más la parte penal. Igualmente, Mareco sostuvo que es el ser humano el que afecta el hábitat de los animales por lo que, generalmente, no les queda otra que atacar a crías.

¿Qué dice la ley de vida silvestre?

La ley de vida silvestre prohíbe la caza, transporte, comercialización, exportación, importación y reportación de todas las especies de la fauna silvestre, así como sus piezas y/o productos derivados que no cuenten con la expresa autorización de la autoridad de aplicación, en este caso el Mades.

En caso de faltar a esa normativa, la cartera ambiental podría aplicar una multa.

Sin embargo, cuando se incurre en un delito ecológico, en este caso, matar a una especie en peligro de extinción, existe la posibilidad de una pena carcelaria de hasta cinco años.

Dejá tu comentario