Nacionales

Luguismo levanta sospechas sobre Carmen Villalba y la ANR

07:20 | A Fernando Lugo le llaman la atención las declaraciones de la secuestradora. Aliancistas alertan que a un mes de las elecciones Villalba tenga micrófono abierto y "simpatice" con el ex obispo de San Pedro.

Lunes|19|MARZO|2008

Vuelve a salir a flote la tesis planteada desde un sector del luguismo, incluso por el propio Fernando Lugo, de que desde el oficialismo colorado buscan implicarlo con los secuestradores. Se apunta a un pacto entre Nicanor Duarte Frutos y sectores vinculados al secuestro con el fin de embarrar la cancha al ex religioso.

El secretario general del P-Mas (Partido Movimiento al Socialismo), Camilo Soares, sostuvo que "resulta llamativo el hecho de que justo a 30 días de las elecciones generales aparezca Carmen Villalba (condenada por el secuestro de María Edith Bordón) y hable, con micrófono abierto, de un grupo armado y que simpatiza con Fernando Lugo".

El propio presidenciable de la Alianza opositora alegó que "llama la atención que dichas declaraciones (de Carmen Villalba) no se hayan hecho en su momento", al ser consultado si sería una estrategia de la ANR para desprestigiarlo.

Sostuvo en que no conoce a Villalba, que nunca habló con ella, "y sería una cosa muy falsa involucrarme. Todavía no comenzamos, pero las armas de grueso calibre todavía están reservadas", advirtió, a la vez que enfatizaba que las declaraciones de la mujer carecen de fundamento y son muy fantasiosas.

El liberal Juan Carlos Ramírez Montalbetti en la sesión pasada del Senado había denunciado ante el plenario un supuesto complot que estaría armando el oficialismo colorado, consistente en la presentación de pruebas falsas que involucren a Lugo con los secuestros. El político se reafirmó en sus declaraciones y agregó incluso que gente vinculada al secuestro se vendió al oficialismo, y a su criterio seguirá la ola de denuncias con el objetivo de implicar al ex religioso en plagios. Al igual que Soares, a Ramírez Montalbetti le parece muy raro que Carmen Villalba invente la existencia de grupos armados, sobre todo porque estas declaraciones son elementos sin fundamento que aprovechan los colorados.

Soares, por su parte, se manifestó contrario al uso de la fuerza y la violencia como método de lucha para llegar al poder o para derrocarlo, como pregona el grupo encabezado por Villalba. "En este momento hablar de eso es desubicado, no tiene ningún tipo de justificación, y favorece a los sectores dominantes", sostuvo haciendo alusión al oficialismo colorado, que encuentra argumentos y recursos sin fundamento a esta conexión que se pretende dar entre los secuestros y el ex religioso.

EN CONTRA. El presidente de Tekojoja, Aníbal Carrillo Iramain, tampoco está de acuerdo con los mecanismos que pregonan Carmen Villalba y su grupo. Desde la Alianza opositora ya habían anunciado que se venía una guerra sucia por parte del oficialismo colorado contra Lugo.

Dejá tu comentario