Política

Lugo desea ley para regularizar la tierra y limitar venta a extranjeros

El Ejecutivo está preocupado porque no se respeta la ley de franja fronteriza de 50 km. El Gobierno quiere enviar un proyecto para "adecuarse" a países vecinos. Indert quiere establecer un tope máximo de 1.000 ha.

Por Roberto Santander | rsantander@uhora.com.py

El Poder Ejecutivo tiene un estudio que señala que se necesitan 200 millones de dólares para el reordenamiento territorial y limitar la venta a los extranjeros. El presidente de la República manifestó que tiene interés en enviar al Congreso un proyecto de ley el próximo año para adecuarse a los países vecinos.

Argentina endureció desde el jueves la venta de tierras a extranjeros. Brasil marcha hacia el mismo camino.

Desde el Poder Ejecutivo observan con interés la idea de establecer medidas que puedan controlar la situación. En Paraguay, hay ciudadanos de otros países que llegan a tener miles de hectáreas.

El presidente Fernando Lugo afirmó que los demás países del Mercosur, como Argentina y Brasil, están reglamentando la ley de tierra para no vender a extranjeros ninguna porción que supere los límites legales establecidos.

"Nosotros también vamos a solicitar al Congreso y vamos a ver qué pasa. Tenemos una ley de seguridad fronteriza, pero que no se respeta. No estamos en contra de los extranjeros, pero primero están nuestros compatriotas", remarcó el mandatario.

La presidenta Cristina Fernández viuda de Kirchner reasumió su segundo mandato hace poco más de 15 días y la primera medida fue aprobar la regulación de la tierra para los extranjeros. Hubo una tímida reacción del Congreso.

ADECUACIÓN. El titular del Indert, Marciano Barreto, afirmó que Brasil y Argentina tienen legislaciones muy duras, mientras que en Paraguay se sigue dejando que sea avasallada la soberanía.

Remarcó que en el Gobierno apenas hay una ley que entró en vigencia en el 2005. Se trata de la franja de seguridad fronteriza. Indicó que el presidente de la República había reglamentado esta norma. "No tenemos una ley que regule la tenencia de ley para los extranjeros, solamente aquella que establece la prohibición en los 50 kilómetros de la seguridad fronteriza", sentenció.

Barreto aseguró que en Paraguay no se respeta nada porque la mayor parte de la frontera ya fue enajenada.

Insistió con la idea de que el gobierno de Lugo debe encaminarse y endurecer sus leyes como ocurre en Argentina y Brasil.

Sostuvo que lo ideal sería limitar hasta 1.000 hectáreas la tenencia de tierras a cada extranjero en Paraguay. Sin embargo, hay empresarios sojeros que poseen 1.000.000 de hectáreas en el país.

"Si la rueda ya está inventada. Tenemos que ajustar nuestras normas a las leyes de los países vecinos como Brasil y Argentina", sentenció.

Las instituciones que deben intervenir en las tierras públicas son el Indert, el Servicio de Catastro y el Poder Judicial. Barreto sentenció que los parlamentarios deben tener iniciativa propia de reglamentar el tema apoyando al Poder Ejecutivo.

Dejá tu comentario