Política

Lugo barre cúpula militar tras hablar de bolsones golpistas

El titular del Ejecutivo realizó la tercera movida en las Fuerzas Armadas. Aunque los cambios se hicieron de manera oficial, no se especifican los motivos de la medida. Hoy asumen los nuevos comandantes.

Por Diana González Delgado y Daniel Ortiz

A poco más de cinco meses del último cambio en las FFAA, el 20 de mayo pasado, el presidente Fernando Lugo realizó ayer la tercera barrida militar, ordenando el relevo de los comandantes del Ejército, general Juan Óscar Velázquez; la Armada, contraalmirante Claudelino Recalde, y la Aviación, general Darío Dávalos.

Por ahora, Cíbar Benítez seguirá al frente de las Fuerzas Militares. Fuentes cercanas al Gobierno señalan que hoy se producirá su cambio, por el general Juan Óscar Velázquez.

Los nuevos comandantes son: el general de brigada Bartolomé Pineda, en el Ejercito; el general de brigada Hugo Gilberto Aranda, en la Aviación, y el contraalmirante Egberto Orué, en la Armada. Hoy asumen los mismos.

Los cambios obedecen a la intención del mandatario de contar con comandantes de su entera confianza, ya que esta es la primera vez que nombra a militares de su propia elección, según fuentes militares.

Si bien Lugo no aclaró los motivos ni se dio una versión oficial sobre la medida, en los últimos días se produjeron conversaciones de militares con políticos, hecho que motivo el enojo del presidente.

La barrida se da al día siguiente de que el mandatario haya advertido sobre la existencia de "bolsones golpistas" en el estamento militar.

"Lo que sí podría; podría haber ciertos pequeños bolsones del estamento militar que tenga relación y cierta debilidad que podrían ser utilizados por la clase política", había señalado Lugo.

Aunque aseguró que institucionalmente no existía ningún peligro de golpe de Estado promovido por el estamento militar, existen fuertes versiones que los rumores de un posible intento de golpe de Estado surgido el fin de semana pasado fueron ciertos.

Se maneja la información de que un grupo de militares quedó descontento con la salida de Bernardino Soto Estigarribia, el 20 de noviembre pasado, y que quedó una remesa leal al mismo.

Se temió un recorte al presupuesto de las FFAA y se hablaba del poco respeto a los militares por parte del actual Gobierno.

El plan no habría prosperado porque no hubo apoyo de toda la cúpula castrense.

HOMBRE FUERTE. El general Velázquez se perfila como el nuevo hombre fuerte de Lugo y es candidato a sustituir a Cíbar Benítez. El ex comandante del Ejército es oriundo de San Pedro y tiene un vasto currículum en la carrera militar.

Dejá tu comentario