Mundo

Los venezolanos enfrentan otro día sin el servicio de energía eléctrica

El servicio eléctrico se restableció en algunas zonas de Caracas luego del apagón que ya cumple casi 70 horas en más de la mitad de los estados, según los habitantes de las regiones del país.

Sin luz, agua, incomunicados, los venezolanos cumplieron ayer tres días de un apagón sin precedentes, que ya dejó 17 pacientes muertos y amenaza con prolongarse indefinidamente, aumentando las angustias que padecen por la severa crisis política y económica que golpea al país.

La suspensión masiva del servicio eléctrico, la peor registrada en el país de 30 millones de habitantes, comenzó el jueves a las 16.53 locales, tomando ribetes dramáticos: los fallecidos son enfermos renales que no pudieron recibir diálisis, según la oenegé Codevida. Los hospitales que tienen generadores de energía los usan para emergencias. “Esto fue horrible. Todo oscuro. Solo funcionan algunas áreas con una planta eléctrica que llevaron porque la del hospital no funcionó”, dijo Sol Dos Santos, de 22 años, quien tiene a su niña hospitalizada en Caracas.

El país está prácticamente paralizado con negocios cerrados y poco transporte, sin actividades laborales ni escolares. Entre la población, la preocupación aumenta porque la comida empieza a dañarse y el agua escasea.

regreso lento. La alcaldesa de Caracas, Érika Farías, dijo a la cadena venezolana Telesur que el servicio se fue recuperando progresivamente desde horas de la madrugada, aunque indicó que puede haber fluctuaciones, tal y como se registraron en las últimas 48 horas en algunas zonas del territorio venezolano. Sin embargo, en Zulia, Aragua, Carabobo, Táchira y al menos otros 11 de los 23 estados permanecen sin energía desde el jueves, cuando el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, dijo que la principal hidroeléctrica del país, el Guri, fue saboteada.

Los expertos consultados creen que la falla se originó en las líneas de transmisión que transportan energía desde las hidroeléctricas al sur y el Gobierno cuenta con equipos precarios y poco personal para enfrentar la emergencia.

En las principales vías de Caracas, había más tráfico del habitual para un día domingo. Muchos conductores hacían filas en las pocas bombas de gasolina que reanudaban operaciones al regresar la electricidad y otros se detenían en medio de algunas vías, donde sí funcionaban los teléfonos móviles. Representantes del sector gasolinero dijeron que de las 1.800 estaciones de servicio que hay en el país, solo un centenar estaban operativas.

Dejá tu comentario