Mundo

Los negociadores intentan poner fin en Pekín a la guerra comercial EEUU-China

 

Negociadores estadounidenses y chinos iniciaron ayer en Pekín conversaciones para intentar poner fin a la guerra comercial entre las 2 primeras economías del mundo.

Al abandonar el hotel el lunes por la mañana, la delegación norteamericana dirigida por el representante adjunto para el Comercio, Jeffrey Gerrish, no hizo ningún comentario a los periodistas que cubren esta primera sesión de negociaciones directas desde el encuentro de los presidentes estadounidense y chino, a principios de diciembre en Buenos Aires.

Donald Trump y Xi Jinping convinieron entonces darse un plazo de 3 meses, hasta principios de marzo, para intentar poner fin mediante negociaciones a su enfrentamiento comercial, a golpe de aranceles recíprocos. “Creo que podemos llegar a un acuerdo con China” declaró el viernes el presidente estadounidense. “Ya veremos lo que ocurre, nunca se sabe con una negociación”, matizó sin embargo.

Pero el mismo día del inicio de estas conversaciones bilaterales, China criticó con dureza a EEUU por haber hecho transitar un navío de guerra en el mar de China meridional, cerca de islas controladas por Pekín. La marina de Estados Unidos lleva regularmente a cabo operaciones bautizadas libertad de navegación en este mar, donde Pekín construye instalaciones militares en islotes, para sustentar así sus importantes ambiciones territoriales.

Por otro lado, la economía china es más vulnerable a los efectos de la guerra comercial con Washington y ya se ha visto afectada por esta disputa, dijo ayer el secretario de Comercio, Wilbur Ross. En sus declaraciones Ross enfatizó la confianza del presidente Donald Trump en que el vigor de la economía de Estados Unidos signifique que Washington pueda aguantar más que Pekín, en una prueba de voluntad sobre el comercio.

“Esto ciertamente ha afectado la economía china”, dijo Ross a CNBC. “De lo que se trata esto es que ellos nos exportan varias veces más de lo que nosotros les exportamos”. AFP

Dejá tu comentario