Interior

Los indígenas viven en la calle y en total abandono en Ciudad del Este

Después de 4 años lentamente están volviendo a ubicarse al costado del Centro Regional de Educación. Feriantes expresaron preocupación y piden intervención de las instituciones.

Wilson Ferreira

CIUDAD DEL ESTE

Un grupo de indígenas viven en total estado de abandono en las calles de Ciudad del Este, en la zona comprendida entre la Terminal de Ómnibus, la Feria de Hortigranjeros y el Centro Regional de Educación Gaspar Rodríguez de Francia. La mayoría de ellos duermen en la vía pública y sobreviven mendigando en los semáforos.

Vecinos expresaron su preocupación debido a que lentamente están volviendo y temen que las zonas vuelvan a convertirse en un gran campamento, como lo fue 4 años atrás, cuando se resolvió con un trabajo interinstitucional.

Se trata de un grupo de aproximadamente 10 indígenas. Hay niños y adolescentes, todos muy jóvenes.

Hace cuestión un mes un pequeño grupo se instaló al costado del Centro Regional y hay temor de que crezca y se salga de control. En este mismo sector, por muchos años, los nativos fueron víctimas de las drogas y la prostitución, explotados por caciques, que a su vez eran utilizados por otras personas, no indígenas. "Es una pena como viven estos nuestros hermanos, pero yo como vecino tampoco puedo hacer mucho. A veces les doy comida, pero más tampoco puedo, por eso es necesario que el Gobierno haga algo para que eso no se vuelva a salir de control", relató Antonia Benítez, vecina.

Son indígenas de la parcialidad Ava Guaraní y Mbyá Guaraní. Estos en principio estaban instalados en una zona boscosa cerca del puente Pesoa, frente al lago de la República. No son originarios del Alto Paraná, vienen de otros departamentos como Caaguazú, Guairá y Caazapá.

PREOCUPANTE. Teodoro Galeano, de la Central de Productores Hortigranjeros del Alto Paraná, responsable de la feria semanal –que se realiza en el tinglado municipal ubicado frente a la Terminal de Ómnibus– expresó su preocupación y recordó que por muchos años tuvieron problemas con los nativos que se habían instalado en improvisados campamentos al costado de la feria y del Centro Regional. "Durante años hemos resuelto el problema, gracias a un gran trabajo que hicimos junto a las autoridades. Había un descontrol total en los campamentos, tanto que nuestros clientes ya no querían venir a comprar a la feria por seguridad. Solo no podemos hacer nada, por eso pedimos que las autoridades e instituciones como el Indi hagan algo antes de que esto se salga de control", refirió el productor.

Galeano señaló que se debe trabajar como mejorar su calidad de viva en sus comunidades de origen. Dijo que si vienen a la ciudad, es porque tienen problemas. "Acá son fácilmente víctimas de las drogas y la prostitución. Nosotros tuvimos un grave problema en los campamentos que se logró desmontar hace 4 años. Este es el momento de actuar", añadió el productor.


Intervención
A lo largo del año pasado, en la zona del lago de la República se realizaron 5 intervenciones. Varias instituciones se unieron para abordar a los nativos y llevarlos a sus comunidades.
Se detectaron indígenas de la comunidad de Santa Teresita del Guairá, que fueron llevados a la comunidad 6 de Enero de Caaguazú, luego de que el líder de esta localidad aceptara recibirlos entre su gente.
Otro grupo fue llevado hasta Paso Yobái, también del Departamento del Guairá, que viven en la comunidad 11 de Diciembre. En esta comunidad hubo problemas, porque los que vinieron a Ciudad del Este ya no fueron recibidos y tuvieron que ubicarse en otros asentamientos vecinos.
Incluso, en uno de los últimos abordajes se detectó la presencia de un indígena Mbyá Guaraní, de Puerto Iguazú, República Argentina.


Dejá tu comentario