Interior

Los animales sueltos copan ruta 5 con total impunidad

Justiniano Riveros

CONCEPCIÓN

Una verdadera manada de animales copa la ruta 5 Bernardino Caballero en la cercanía de la ciudad de Concepción, poniendo en peligro a los usuarios de la vía internacional. Ninguna institución toma carta en el tema.

La ciudad de Concepción se ha convertido en un verdadero corral, ya que los animales toman las calles y plazas con total impunidad. Esto ya no es novedad para quienes habitan la capital departamental.

Sin embargo, esto se agudiza, porque los animales de la ciudad salen a recorrer la carretera, como el caso de la ruta 5, que une Concepción con Pedro Juan Caballero, donde a diario se observan 50 vacunos que recorren hasta el km 7.

Varias fotos fueron captadas en el km 6, donde unos 50 animales vacunos se pasean por los laterales de la ruta en busca de alimentos y luego toman el mismo trayecto para volver a la ciudad donde está su dueño.

Los animales cruzan por momentos la ruta creando un serio peligro a los motociclistas y automovilistas que deben hacer malabares para evitar contactos.

De esta forma, se incumple una vez más la Ley Nº 1880, que en su artículo 2° prohíbe la permanencia de animales sueltos en ámbitos de tránsito público. Pese a todo, ninguna institución interviene. Solo en una ocasión la fiscala Ondina Cabral tomó intervención durante este año e imputó a la dueña de 10 vacunos que deambulaban por la ruta 5.

La Municipalidad local nada hace por solucionar el problema y ni siquiera preocupa al intendente Alejandro Urbieta y a sus concejales, que nunca exigen a los dueños de los animales el cumplimiento de la Ordenanza Municipal Nº 1169.

El sábado de noche, el obispo de Concepción, Mons. Miguel Ángel Cabello, sufrió un grave accidente en el Chaco, a consecuencia del incumplimiento de esta ley, al colisionar contra una vaca. Los feligreses estuvieron preocupados por el accidente de su pastor, pero luego se supo que no pasó a mayores, más que daños materiales al vehículo.

Dejá tu comentario