Nacionales

Llanto y sufrimiento rememoran el trágico 1-A

Víctimas y familiares de los fallecidos en el siniestro del Ycuá Bolaños realizaron una marcha pacífica. Llegaron hasta el local del supermercado que dejó dentro, muertos, a casi 370 personas, el 1 de agosto de 2004. Escenas de llanto y dolor. Un recuerdo negro. FOTOS: Rubén Alfonso

Sábado/2/FEBRERO/2008

Los afectados por la tragedia llegaron Memorial sobre la Avenida Artigas y Santísima Trinidad y participan de un acto de repudio a la justicia.

"Silencio nunca más, silencio nunca más", gritaron las víctimas al llegar. Llantos, gritos, desmayos. Tres escenas que se repiten a cada instante en el lugar.

"Tenemos que unirnos porque en este país alguna vez tiene que ser extirpada la injusticia y la impunidad", puntualizó Liz Torres, de la Coordinadora de Víctimas.

La dirigente sostuvo que no se arrodillarán, ni bajarán los brazos y que seguirán luchando por lograr los 25 años de cárcel para Juan Pío Paiva, Víctor Daniel Paiva y Daniel Areco, principales acusados de la tragedia.

"El pueblo no se vende. Si no hay justicia el pueblo se levanta. El pueblo sí ya los ha condenado. La Justicia tarda en llegar, pero llegará. Fuerza compañeros", concluyó Torres en su discurso para dar inicio a una serie de actividades culturales.

Dejá tu comentario