Economía

Liquidar el IRP puede costarles su aguinaldo a nuevos contribuyentes

El Colegio de Contadores fijó un piso anual de G. 6.600.000 para llevar la documentación de los aportantes del IRP. En 2019 entran al régimen aquellos con ingresos mensuales de G. 6.400.000.

Liquidar el impuesto a la renta personal (IRP) puede costarles a los nuevos contribuyentes del régimen prácticamente lo mismo que recibirán como aguinaldo a fin de año.

Según lo manifestado por autoridades del Colegio de Contadores del Paraguay, el piso establecido por el gremio para llevar la contabilidad a un aportante es de G. 550.000 (IVA incluido) de forma mensual, lo que en un año puede convertirse en G. 6.600.000.

Este monto es incluso levemente superior a los G. 6.400.000 que debe ganar en promedio una persona de forma mensual para ingresar al IRP desde este año. El IRP alcanza este año a quienes tengan ingresos anuales iguales o superiores a los 36 salarios mínimos, lo que representa G. 76.052.232. Esto significa que aquellas personas que ganan G. 6.337.686 de forma mensual ya deberán tributar.

Según la Subsecretaría de Estado de Tributación, el nuevo rango haría que el régimen sume 30.000 nuevos aportantes (ver la infografía).

En las redes sociales, los ciudadanos ya manifestaron su queja al respecto, alegando que el precio mínimo fijado por los contadores es casi el 10% del total de ingresos que tienen los nuevos contribuyentes.

RECOMENDACIÓN, NO OBLIGACIÓN. Alba Talavera, directiva del Colegio de Contadores, argumentó que se estableció ese piso atendiendo la complejidad de las documentaciones exigidas por la SET y del formulario vigente. Señaló además que los profesionales del ramo deben tomar constantemente cursos para la interpretación de las nuevas normativas y adquirir nuevos equipos para realizar los trámites adecuadamente.

Sin embargo, aclaró que como no existe una ley que regule los honorarios de los contadores, el piso establecido por el gremio no es una obligación, sino más bien una recomendación puesta como referencia. El Colegio cuenta en la actualidad con aproximadamente 3.500 socios.

A su turno, Lilian Torres, directiva de Resistencia Contable del Paraguay, indicó que el gremio decidió no poner un piso y dejó a criterio de sus asociados establecer el precio a los contribuyentes. Existen contadores que cobran entre G. 200.000 y G. 300.000 por mes por el IRP.

Remarcó, al igual que Talavera, que hay casos de grandes aportantes que por sus ingresos y la complejidad de sus movimientos el cobro mensual incluso puede superar el piso de G. 550.000, pero reiteró que queda a criterio de cada profesional.

Embed

Ingresos por herencia no están gravados
La SET aclaró ayer que los ingresos generados en concepto de herencia y aguinaldo quedan fuera del rango afectado por el régimen del IRP.

Con respecto a los ingresos fortuitos como la venta de un inmueble o un vehículo, la institución resaltó que si el contribuyente ingresa al rango mínimo afectado a consecuencia de ello debe inscribirse, pero si su salario no alcanza para mantenerse dentro del IRP durante dos años consecutivos, el contribuyente puede volver a dejar sin efecto su inscripción.

En cuanto a los préstamos, indicó que no constituyen ingresos gravados, ya que tienen una contrapartida que es la deuda. Así también, el pago de la amortización de capital de los créditos no es deducible, salvo los intereses.



Dejá tu comentario