Política

Liberales casi llegan a golpes y queda en suspenso lugar de Payo

 

La sesión extraordinaria del Senado –en la que se pretendía imponer al cartista Arnaldo Franco en reemplazo de Paraguayo Cubas– se levantó abruptamente por la pelea que llega casi a los golpes entre el llanista Dionisio Amarilla y el efrainista Enrique Salyn Buzarquis.

Ambos se acusaron mutuamente de “ladrón”, y tuvieron que intervenir sus correligionarios para que la situación no pase a mayores.

Esta gresca se produce en medio de la sanción por inconducta que habían aplicado al polémico senador de Cruzada Nacional, suspendido por 60 días.

La intención era hacer cumplir el pacto abdollanocartista para que el suplente sea Franco, pero al final los llanistas recularon. Previo a este enfrentamiento, se había desarrollado un debate en el que se fueron bajando propuestas con relación al senador 45.

Patrick Kemper, de Hagamos, que estuvo de acuerdo con la sanción a Payo, sugirió esta vez que se le levante la medida para evitar la polémica sobre su banca.

Los colorados, por su parte, insistieron en que el espacio tenía que ser para Franco.

Llamativamente, los llanistas aparecieron con la sugerencia de que el Senado debería quedarse con 44 miembros hasta que vuelva Payo.

La propuesta provino del liberal Juan Bartolomé Ramírez, y fue acompañada por el propio Blas Llano.

En medio de las intervenciones, Abel González, quien había ingresado en el lugar de Jorge Oviedo Matto, hacía suma y resta de los votos.

Cuando los llanistas al final fueron cambiando de postura, los colorados se dieron cuenta de que no tenían los números para Franco, y se especulaba que la sesión podría quedar sin cuórum. Los efrainistas así como Desirée Masi, del PDP, defendieron el artículo constitucional sobre la suplencia, y que correspondía a Eusebio Ramón Ayala.

la pelea. Lo que enojó al llanismo fue el discurso que hizo en las redes sociales el presidente del partido, Efraín Alegre, en defensa de la banca para Ayala, y anunciando un complot contra Payo.

“A ese partido que se maneja de manera anacrónica y no rinde cuenta de los fondos, en donde su ex tesorero que nos dejó el día D sin recursos de competir dignamente porque previamente hizo sus negociados, y te digo de frente lekaja: Nderetiri (no tenés vergüenza) y te lo digo de frente”, disparó Amarilla en contra de Buzarquis. “Ladrón que vino de Coronel Oviedo y te fuiste a vivir allá en Carmelitas”, le siguió diciendo, mientras el afectado se ubicó a su lado.

Inmediatamente, Buzarquis comenzó a retrucarle, tratándolo de tembiguái (servil) de Llano y de los colorados, y de recaudador de la Contraloría.

“Que le investigue la Contraloría, recaudador de la Contraloría”, vociferó Buzarquis varias veces.

“No le tengo miedo a este hijo de Froilán (Peralta), recaudador de la Contraloría”, reiteró con relación al ex rector de la Universidad Nacional de Asunción, que fue imputado por corrupción.

Ante los incidentes, hubo varios intentos del titular del Congreso, Silvio Ovelar, por retomar la sesión, y sin éxito resolvió que se levante.

Dejá tu comentario