País

Leve descenso de casos por tercera semana, pero hospitales aún al tope

 

Por tercera semana se registra un leve descenso de contagios de Covid-19 a nivel nacional, pero no se puede cantar victoria porque aún tenemos que pasar la temporada de frío, explicó el doctor Guillermo Sequera, director de la Dirección de Vigilancia General de la Salud, durante la actualización epidemiológica de ayer.

“Este descenso nos ilusiona mucho, estamos igual que a fines de abril más o menos (...). Quiero que recordemos cómo estábamos a finales de abril, la percepción que teníamos de la pandemia, quiero que nos sigamos cuidando un mes más. Tenemos todo el invierno por delante, esto puede subir, muchos países lo volvieron a hacer”, indicó.

Del 17% es el descenso de casos positivos con relación a la semana epidemiológica anterior y esta podría cerrar mañana con el 10% menos, pero aclaró que esta disminución no se reporta en internaciones, de terapia que sigue con 95% de ocupación y de mortalidad.

Sequera señaló que el 95% del territorio nacional reportó casos de Covid-19 en los últimos 14 días, es decir, el virus está en 249 de los 256 distritos del país y 116 están con nivel 4 de transmisión comunitaria, prácticamente, la mitad del país. La semana pasada se cerró con 128 en este nivel rojo.

Central, Asunción, Caaguazú, Alto Paraná, Guairá, Canindeyú, Amambay y Alto Paraguay son los territorios donde se registra una disminución de casos de dos a tres semanas. Paraguarí y Ñeembucú tienen cuatro semanas seguidas de descenso y Concepción solo una semana. Mientras que en Caazapá, Itapúa y Boquerón no se registra ninguna disminución.

‘‘Este descenso puede repuntar, después de lo que fue el domingo pasado día de elecciones y lastimosamente compartir este mensaje da como una sensación de un periodo ya auspicioso, que ya podemos empezar a relajarnos, que una buena parte de la población ya fue inmunizada. Si no hay un aumento, el descenso va a ser más lento’’.

Además, preocupan mucho las fiestas de estudiantes de colegios privados en lugares cerrados, gente joven que fue a vacunarse y hacen ‘’fiesta de inmunizados’’. ‘‘Por favor aguantemos más porque las farras clandestinas hacen que el descenso sea lento’’, lamentó Sequera.

También llama la atención la disminución de llamadas al servicio al 154, que a 25.000 por día bajó a unos 9.000.

Dejá tu comentario