Nacionales

Lesbianas responden a Livieres: "La homosexualidad no es un delito"

Mediante una carta abierta, el grupo por los derechos de las lesbianas "Aireana", respondió a la mediática pelea de obispos que sacudió a la Iglesia Católica paraguaya. En el comunicado repudiaron las acusaciones del obispo de Ciudad del Este Rogelio Livieres, quien tildó de homosexual a su par asunceno, Pastor Cuquejo. Las mujeres acusan también de querer desviar la atención sobre los casos de pedofilia.

"Después de tanto tiempo escuchando cómo ustedes, un grupo de señores, nos decían a las mujeres lo que tenemos que hacer con nuestros cuerpos, ha llegado el momento en que las lesbianas feministas aconsejemos a los obispos", comienza diciendo la misiva.

"No se puede 'acusar' a alguien de homosexualidad, puesto que la homosexualidad no es delito. El concepto actualizado y desprejuiciado es 'sacar del clóset' o 'sacar del armario'. En principio nosotras respetamos los procesos de las personas y creemos que Livieres debía haber esperado que Cuquejo, si es el caso, salga por su propia voluntad", continúa señalando la carta.

Seguidamente aclaran a Livieres Plano que la pedofilia está tipificada como delito y no la homosexualidad. "Una cosa son las relaciones sexuales entre personas adultas con consentimiento y otra cosa es el abuso a niños, niñas o adolescentes."

"Lo curioso es que Livieres le saca del closet a Cuquejo como reacción a la insistencia de éste en que se investiguen los delitos de pedofilia de otro sacerdote. Así, logra desviar la atención del verdadero delito con algo más fácil de comentar", indican la organización pro lésbica.

"Tras este impase hemos confirmado la especial vocación de la Iglesia por meterse en las camas ajenas: las nuestras, las de sus colegas, todas las camas posibles... Desde nuestra lesbiandad, les aconsejamos que dejen salir del clóset a los gays, lesbianas, bisexuales y trans dentro de la iglesia, que dejen expresarse al clero heterosexual libremente entre adultos y con consentimiento, que erradiquen de una vez por todas el abuso y el perverso encubrimiento del delito. Cuanto más tapan, más se ve", finaliza el escrito.

Las declaraciones de Livieres Plano a medios de comunicación provocaron un conflicto poco antes visto en la Iglesia Católica de nuestro país.

La pelea surgió la semana pasada luego de que el prelado Livieres haya tildado de homosexual a su par metropolitano después de que este opinara sobre la necesidad de reabrir la investigación contra el sacerdote argentino Carlos Urrutigoity, acusado de pedofilia.

Dejá tu comentario