Política

Legisladores ratifican que Cámara de Diputados es “de la vergüenza”

La encuentrista Kattya González y el senador Jorge Querey afirmaron que la indignación ciudadana se siente en todas partes y lamentaron que esto no sea visto por la mayoría de los parlamentarios.

Luego de que parlamentarios, tales como Pedro Alliana, Tomás Rivas y Ulises Quintana, afirmaran que Diputados no es la “Cámara de la vergüenza”, agregando además que no existe indignación ciudadana, otros legisladores les salieron al paso ratificando que la Cámara Baja tiene mucho de qué avergonzarse.

La calificación de “Cámara de la vergüenza” recrudeció hace una semana, luego de que una mayoría decidiera rechazar los pedidos de pérdida de investidura que pesaban en contra de los colorados Quintana y Rivas y el liberal Portillo. “Que todavía no existan focos de manifestación masiva no significa que la gente no esté indignada”, afirmó la diputada Kattya González, del Partido Encuentro Nacional.

“Uno ve las reacciones en la calle, en las redes sociales, en los grupos de amigos, salvo que vivas en un ambiente de cortesanos y chupamedias. Evidentemente que están faltando a la verdad cuando dicen que no existe indignación. Nosotros hoy somos con justificada razón llamados la Cámara de la vergüenza. Tenemos actitudes vergonzosas. Hemos no solamente blindado a colegas, sino rechazado iniciativas parlamentarias absolutamente viables”, indicó la parlamentaria.

Recordó proyectos como el que pretendía eliminar la jubilación vip y los fondos de Parlasur, que implicaban redireccionar 23.000 millones de guaraníes a salud, educación, trabajo e infraestructura. “Aprobamos todos los días ampliaciones presupuestarias que no tienen una factibilidad, simplemente porque nos apetece, o porque tenemos algún interés en nombramientos”, lamentó.

González se preguntó también qué más están esperando sus colegas, porque la situación puede ascender a un punto de ebullición “y va a llegar un momento en que esto ya no se va a poder atajar”.

Indignación. Por su parte, el senador Jorge Querey, del Frente Guasu (FG), afirmó que sí existe indignación ciudadana, y “hasta impotencia, porque los instrumentos institucionales no resuelven la mayoría de los problemas del día a día de la gente”.

“Tenemos que atenernos a que va a llegar un punto tal de hartazgo que la explosión social puede ser una alternativa que la gente vea como única posibilidad de volver a darle un reinicio a todas las situaciones”, advirtió Querey. Avisó que las explosiones sociales tienen un costo muy elevado para el país e incluso para la democracia.

“Hay que tener cuidado. Hay que trabajar para ganar credibilidad, confianza, seguridad jurídica, es la solución de los problemas de la gente, y a partir de ahí tratar de rehacer el tejido social de la nación”, indicó el legislador.


"Hay reacciones en la calle, en redes sociales, en los grupos de amigos, salvo que vivas en un ambiente de chupamedias". Kattya González, diputada del PEN.

"Va a llegar un punto tal de hartazgo que la explosión social puede ser una alternativa única". Jorge Querey, senador del FG.

Dejá tu comentario