País

Legisladores denuncian que corrió plata para frenar plan

El senador liberal Luis Alberto Wagner aseguró que hubo incentivos para que los diputados rechacen el crédito para el metrobús y que se ofrecieron USD 5.000 por cabeza.

"Palos de ciego se están dando, primero por el rechazo de más de USD 40 millones del Focem y luego los diputados que rechazan el crédito para el metrobús, que era absolutamente necesario", dijo el legislador ayer.

"Sabemos que hubo incentivos directos que recibieron los que votaron en contra del proyecto. Es lamentable lo que está ocurriendo", consideró el parlamentario.

Consultado sobre quiénes hicieron el ofrecimiento, se limitó a señalar que saben todos los diputados, incluso cuánto fue por cabeza.

MONTO. "Se habla de 5.000 dólares por cabeza. Lastimosamente, un proyecto importante. Realmente es algo indignante lo que hicieron los diputados. Ojalá ninguno de los 13 liberales que votaron en contra, ninguno de ellos, tenga más votos para volver a ser diputado", indicó.

El crédito de USD 125 millones por parte del BID (Banco Interamericano de Desarrollo) ya tuvo sus idas y vueltas en medio de la polémica ciudadana y empresarial sobre la necesidad de la implementación del metrobús.

El proyecto, que fue presentado durante el Gobierno de Fernando Lugo, se aprobó en el Senado, pero fue rechazado en Diputados. En segunda vuelta, los senadores se ratificaron a favor de la propuesta, pero finalmente la Cámara Baja lo sepultó.

DIPUTADO CONFIRMA. El diputado Diego Vera (PLRA) confirmó que existió ofrecimiento de dinero para que sepultaran el proyecto del metrobús.

Reveló que en la primera semana que asumió como reemplazante del ministro de Obras, Enrique Salyn Buzarquis, ya le ofrecieron G. 25 millones para que salvara de una intervención del Ejecutivo al intendente de San Lorenzo, Albino Ferrer.

"Circuló dinero de los transportistas para que sea rechazado y se vieron amenazados, pero a mí no me ofrecieron porque fundamenté, en una oportunidad, a favor del metrobús, de que iba a generar mano de obra", relató.

El joven parlamentario comentó que en la mañana del pedido de intervención a la gestión de Ferrer, recibió una llamada telefónica de un pariente del intendente, quien le ofreció G. 25 millones a cambio de que se retirara de la sala de sesiones para no dar cuórum.

Según Vera, rechazó el pedido y le reiteró que no podía quemar su carrera política.

El diputado lamentó que sus colegas hayan sepultado el proyecto del metrobús y comentó que él sabe lo que es manejarse en colectivo, estar apretados entre la gente, pero que ahora usa el vehículo de su padre para llegar hasta el Congreso.

Sostiene que a sus colegas no les importa lo que la gente piense.

Otras denuncias extraoficiales que corrieron ayer en la sede legislativa hablaban de que hubo una reunión entre los diputados y transportistas días antes del tratamiento del proyecto. Nadie, sin embargo, quiso asumir tal denuncia.

No es la primera vez que se habla de coimas en Diputados cuando se van a tratar proyectos polémicos.

Dejá tu comentario