Política

Legislador oficialista dice que es difícil ser coherentes dentro de su bancada

 

El diputado oficialista Colym Soroka es uno de los férreos defensores del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y señaló que lo seguirá siendo mientras vea que el jefe de Estado va por el camino correcto.

En cuanto a su actuación como parte de la bancada Añetete, dijo que le resulta difícil participar de las reuniones y, por sobre todo, seguir la misma línea que sus colegas, y que esta situación se vio principalmente en el momento que se trataron los pedidos de intervención de municipios de distintos departamentos del país, en donde tanto colorados como liberales salvaron a una docena de cuestionados jefes comunales.

Señaló que trata de seguir una línea coherente con lo que prometió durante su campaña electoral, el de acompañar la transparencia y que con las intervenciones es eso lo que se busca.

“Yo estaba con el proyecto de la intervención, ese fue mi discurso de campaña, yo no podía venir a no votar por una no intervención, entonces quería mantenerme un poquito coherente. Es tan difícil el ser diputado y tan difícil es mantener la coherencia”, remarcó el legislador abdista.

Lamentó que se haya dejado en la nada denuncias fuertes contra los intendentes.

“Pasaron distritos que vos no podés creer, como el caso de Guazucuá, que eran inadmisibles, por eso yo me planté fuerte. Necesitamos que rindan cuentas, esto no es una condena”, enfatizó.

Dijo que estos hechos hacen que se aleje de cierta manera de su bloque y con ello tome decisiones que él considera correctas y que van con la línea del Gobierno.

Dejá tu comentario