Nacionales

Le recetaron hielo, pero tenía una vena suelta en la cabeza

Más denuncias por supuesta mala atención se da contra profesionales del Hospital Regional San Juan Bautista. Esta vez, una joven de solo 21 años fue víctima de un error que casi le cuesta la vida.

El pasado 19 de febrero, Evelyn Vargas acudió al Hospital Regional de San Juan Bautista, Misiones, tras haber caído por las escaleras de la Gobernación, su lugar de trabajo. El accidente le dejó golpes en la pierna y una inflamación bastante visible en el lado derecho de la cabeza.

En el sitio fue atendida por la doctora Leticia Romero, quien, según contó, la inspeccionó por aproximadamente cinco minutos, sin solicitarle ningún tipo de estudios y la devolvió de nuevo a su puesto laboral.

“La doctora me atiende y revisa, me pregunta si veo bien y si no veo borroso. Me dice que era solo del golpe, por lo que me receta poner hielo y comprar diclofenac”, detalló la joven a Última Hora.

Confiada en el diagnóstico médico, Evelyn retornó a sus actividades diarias, pero sufrió un intenso dolor que se extendió hasta el oído y la obligó a volver al centro asistencial, informó la corresponsal Mariela Rivarola.

receta.jpeg

Puede interesarte: Joven madre narra inconvenientes que sufrió para dar a luz en hospital regional

Llegó hasta urgencias, pero, a pesar de prácticamente rogar por atención, la sentaron a esperar en el pasillo. El dolor no cesaba y la única respuesta que obtuvo fue que “la doctora está con pacientes”.

“Yo gritaba porque era terrible sentir el dolor y nadie nos atendía. Pedimos que el director médico baje, pero no hacían caso. Nadie bajaba y yo sufría ahí”, relató Vargas.

Después de al menos 40 minutos de espera fue atendida y la enviaron hasta el Instituto de Previsión Social (IPS) de San Ignacio, para un estudio tomográfico.

Grande fue la sorpresa cuando los doctores le dijeron que tenía un hematoma epidural, producto de una vena que estaba suelta.

Su cuadro era grave y fue derivada de inmediato al Hospital de Trauma, donde tuvo que ser sometida a una delicada cirugía de la cabeza.

"Ese mismo día, a las 21.00, entré al quirófano. La operación duró como tres horas, quemaron la vena. Pero toda la sangre que se acumuló tuvieron que drenar en 48 horas", detalló.

La intervención fue exitosa y Evelyn quedó sin secuelas, pero deberá cumplir tres meses de reposo. Sin embargo, la joven dijo quedar marcada por la mala experiencia en el hospital de San Juan Bautista.

"En realidad, mi inquietud es que nadie vuelva a pasar lo que pasé, no quiero que nadie tenga esta mala experiencia que yo ahora puedo contar. No quiero imaginar lo que hubiera ocurrido si solo ponía hielo en la cabeza", resaltó.

Sin tomógrafo

Rolando Cardozo, director del Hospital Regional de San Juan Bautista, confirmó a Última Hora que los hechos relatados por la denunciante son reales.

Sin embargo, aclaró que la doctora Romero tomó en cuenta los síntomas relatados por la paciente y hasta sospechó que sufra de un cansancio físico y mental.

“Tenía cefalea y un poco de mareo. Durante la consulta dijo que tenía mucha sobrecarga de trabajo, entonces, pensó (la doctora Leticia Romero) que le ayudaría un analgésico”, contó el director médico.

Cardozo lamentó que el único tomógrafo que tienen está descompuesto desde hace seis meses. El Ministerio de Salud informó que ya está la licitación para la reparación.

En casos de urgencia, solicitan permiso para utilizar el tomógrafo del IPS, y cuando son casos más leves los derivan al Hospital Regional de Paraguarí.

Dejá tu comentario