Economía

Las industrias del reciclaje se afianzan en el mercado local

Una de las empresas visitadas ayer por una comitiva de diputados y el acompañamiento de la Unión Industrial Paraguaya (UIP) procesa unas 10 millones de toneladas de botellas de plástico al año.

La comitiva de diputados de la comisión de Ecología, acompañados del asesor jurídico de la UIP, Guillermo Figueredo, pudo conocer ayer industrias del sector de la economía circular, dedicadas al reciclado y que ya son competitivas a nivel internacional y generan gran impacto a nivel económico, social y ambiental, además de brindar puestos de trabajo para un importante número de personas.

En esta oportunidad los miembros de la comitiva visitaron las plantas industriales de la Compañía Recicladora SA (Coresa) y la Fábrica Paraguaya de Vidrios.

El licenciado Giampiero Musso Rodríguez, gerente ejecutivo de Coresa, explicó que la economía circular tiene una acción social con componentes económicos y el Paraguay, en algunos residuos sólidos, goza de buena salud.

En este contexto, citó el caso de la Compañía Recicladora SA, que está operando en el país desde hace 18 años.

“Por ejemplo, lo que nos atañe a nosotros es reciclar la botella plástica, técnicamente conocida como PET (polietileno teleftarato). En la economía circular, la botella plástica en el Paraguay el porcentaje de recolección para ser reciclada es altísimo”, acotó.

Musso Rodríguez dijo que es alto el porcentaje de botellas rescatadas de la basura que son recicladas en el país.

“Para nosotros es la materia prima que necesitamos. Somos una industria que forma parte de una asociación muy nueva de industrias de economía sustentable. Esas botellas las convertimos en hojuelas que son pequeños pedacitos de resina reciclada”, explicó.

Crecimiento. El gerente de Coresa señaló que Paraguay está en una edad de adolescente en el sector de la economía circular de utilización de todos los residuos sólidos como papel, cartón, metales ferrosos, vidrios y plástico.

Indicó que estas industrias ya están afianzadas y hay un proyecto de marco legal que se está estudiando, que pretende que solo los residuos orgánicos vayan a parar a los vertederos y exista la obligación de reciclar los sólidos.

Dijo que Coresa anualmente procesa diez mil toneladas de botellas plásticas (aproximadamente trescientos millones de botellas al año). Añadió que esta cantidad llenaría unos 11.500 camiones de basura. Subrayó que si esto no se procesara los vertederos habilitados estarían hoy llenos.

Precisó que toda la producción se exporta a países donde se convierten en fibras para fábricas de ropas de poliéster, bandejas de verduras, alfombra de automóviles entre otros productos.

La comitiva cerró la jornada con una charla técnica recibida en la Fábrica de Vidrios.

Dejá tu comentario