Deportes

Las declaraciones de Celso Cáceres cayeron muy mal

 

Las declaraciones del presidente de Sportivo Luqueño, Celso Cáceres, no gustaron y generaron repercusión en todo el entorno de la comunidad luqueña, que está muy pendiente de la deplorable situación del club.

Cáceres y sus declaraciones en medios radiales: “Yo no voy a renunciar, creo que se pueden solucionar aún las cosas, tengo mucha gente que me apoya. Hace tres meses venimos manejando entre cuatro personas el club”, expuso el titular.

Romerito, directo. Uno de los primeros en manifestar su descontento fue Julio César Romero. “Celso tiene en contra a todo Luque, se aferra al cargo, porque hay muchas cosas en juego y muchas irregularidades”, señaló y afirmó su intención de ser parte de la futura dirigencia. “En eso estamos (ser dirigente), si agarramos el club, en un año campeonaremos”, subrayó el ídolo deportivo más grande que tiene la ciudad de Luque.

Otro que salió al paso fue el capitán del equipo y portavoz Aldo Quiñónez, que dijo: “Estamos en medio de la incertidumbre, en realidad nos sentimos abandonados. No sabemos cuándo volveremos a cobrar y si en verdad habrá asamblea”.

Por su parte el ex tesorero, renunciante, Gustavo Sandoval, enojado señaló que “se inhabilitaron las cuentas porque se gastaba más de lo que se generaba”.

Dejá tu comentario