Mundo

La violencia política ensombrece campaña electoral en Colombia

 

Una espiral de violencia con asesinatos y amenazas a candidatos ensombrece la normalidad del proceso electoral colombiano a menos de 50 días de las elecciones para alcaldes, gobernadores y cuerpos legislativos locales y regionales el 27 de octubre.

La nueva víctima es Orley García, candidato por el oficialista Centro Democrático a la alcaldía de Toledo, en el Departamento de Antioquia, quien fue asesinado el sábado por un hombre que le disparó con una escopeta cuando el político estaba en campaña en esa población.

Las autoridades calificaron este domingo de “crimen contra la democracia” el asesinato, pero no señalaron a ningún grupo como responsable.

En Antioquia operan prácticamente todos los grupos armados ilegales del país, desde el Ejército de Liberación Nacional (ELN) hasta disidencias de las FARC, pasando por bandas criminales de origen paramilitar, como el Clan del Golfo y Los Caparrapos que se disputan el control del territorio para sus negocios de narcotráfico y minería ilegal.

El atentado en Toledo ocurrió seis días después del brutal asesinato de Karina García Sierra, candidata por el Partido Liberal a la alcaldía de Suárez, en el convulso Departamento del Cauca (suroeste), hecho que conmocionó al país.

A esta acción se suma el ataque con una granada contra la vivienda de Betsaida Montejo Pérez, aspirante a la alcaldía de San Calixto, en el Departamento de Norte de Santander. Además de las amenazas de muerte contra el candidato a la alcaldía de Mahates, población del Departamento de Bolívar (norte), José Altahona.

La semana pasada, la Procuraduría (Ministerio Público) presentó un informe sobre riesgos en las elecciones del 27 de octubre y en ese documento advierte que Antioquia es el departamento con mayor posibilidad de que los candidatos sean blanco de ataques. EFE

Dejá tu comentario