Política

La Unicef demandó coherencia y pide no castigar la lactancia

 

La Unicef pidió coherencia a las autoridades del Gobierno y respetar la lactancia materna para que no sea considerada como un delito en el país.

La directora regional para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval, bajó la línea ante debate generado por el caso de la teniente Carmen Quinteros, sancionada con arresto por 45 días por pedir amamantar a su hijo.

Perceval dio estas declaraciones tras una reunión con los ministros Hugo Cáceres (Unidad de Gestión) y María Teresa Martínez (Niñez y Adolescencia) en Palacio.

“Un país como Paraguay que tiene una Ley de Lactancia Materna, un país como Paraguay que ha puesto como política prioritaria desde el presidente, a todo su Gabinete y la comunidad, a la primera infancia, un pueblo como el de Paraguay que respeta la dignidad de la vida, realmente entiendo que la lactancia materna no puede ser considerada un delito”, expresó la directora regional.

Remarcó que la lactancia no debe ser objeto de sanción disciplinaria, sino que debe ponerse en coherencia y consonancia con el contrato ético y social. Dijo que las instituciones a veces van a destiempo de la realidad y tendrán que acomodarse a la democracia. Sugirió acomodar normas de disciplina y revisar el código de Justicia Militar.

Apuntó que la sociedad paraguaya considera la lactancia materna como una ley que importa y que dignifica la vida de un niño. En esa línea, exhortó a tener coherencia. “Les pido con humildad coherencia, coherencia. Han decidido un contrato social en donde la lactancia importa y la maternidad se celebra, no la castiguen”, reflexionó la directora de Unicef.

Dejá tu comentario