Economía

La UIP advierte que otras industrias tienen dificultades por la coyuntura

La suspensión parcial de actividades de Manufactura Pilar debe ser una llamada de atención ante el actual escenario económico, porque no es la única industria que está pasando dificultades.

El presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Gustavo Volpe, lamentó la medida que asumió Manufactura Pilar, al suspender sus actividades de forma parcial.

Sin embargo, advirtió que el escenario económico tanto a nivel regional como local también está afectando a otras industrias, tal vez no en la medida en la que afectó a Pilar SA, pero sí de alguna forma.

“Es un golpe más que recibe la industria que exporta. Sobre todo teniendo en cuenta que es una gran industria que exporta a Brasil y Argentina y que por su crítica situación los clientes de allá están en muy malas condiciones y no pueden seguir importando”, comentó Volpe, refiriéndose al caso específico de Pilar SA.

Lea más: Manufactura Pilar pide suspender sus actividades 1 semana al mes

En este caso, la recuperación inmediata de la empresa vendrá una vez que se restablezca la economía brasileña, algo que se aguarda con el inicio de un nuevo periodo presidencial en el vecino país, con Jair Bolsonaro, señaló Volpe.

“De despertarse (la economía brasileña) favorecería a las empresas que exportan al Brasil y eso repercutiría en que los precios se pondrían otra vez en niveles normales y no como ahora, que los precios están muy bajos”, señaló el industrial.

En ese sentido, recordó que los bajos precios de los productos brasileños están reforzando el contrabando desde ese país hacia Paraguay. Este es un problema que, a pesar de que se está enfrentando, sigue afectando a las industrias paraguayas, resaltó. En cuanto al contrabando, los productos alimenticios y domisanitarios son los preferidos por los contrabandistas, agregó.

Todo el sector industrial está afectado, pero por suerte no llega a este nivel crítico (como Manufactura Pilar), continuó. Por ello, el Gobierno debe tener en cuenta lo ocurrido en Pilar y asumir ciertas medidas para enfrentar el actual escenario económico, sugirió Volpe.

Escenario. Para el titular de la UIP, desde el Gobierno “se pueden hacer muchas cosas”. Una de las primeras medidas es un análisis más completo acerca de la eventual reforma tributaria.

“Algo mal encaminado puede hacer que las industrias encarezcan sus precios por los impuestos, si es selectivo al consumo o el IVA. Sé que todavía no hay decisiones al respecto, pero eso preocupa y si se elevan los precios, será menos competitivo de los productos importados”, explicó Volpe.

“Sería interesante hacer una reforma tributaria que no perjudique la competitividad de los productos”, añadió el presidente de la UIP.

Entre otras medidas que podrían asumirse desde el Gobierno para dinamizar nuevamente la economía, hizo especial hincapié en las obras públicas. En años anteriores, el sector de la construcción fue clave en la creación de fuentes de trabajo y en la activación de varios sectores relacionados a esta actividad, explicó.

“Creo que hay que dinamizar la obra pública. Fuertemente. Que en el fondo también tiene la culpa de esta situación actual de la economía. Hay que tener en cuenta que la construcción mueve muchísimos rubros”, manifestó.

También habló de establecer de forma temporal algún tipo de arancel a los productos que ingresan al país.

“Como no tenemos aranceles, ingresan a nuestros mercados (los productos extranjeros) y es pernicioso para las industrias que están localmente trabajando. En algún momento entró un sistema por el cual se creó un arancel transitorio con el que se podía corregir esa competitividad ficticia que adquirieron”, explicó al respecto.

Reiteró además la necesidad de reforzar la lucha contra el contrabando. No obstante, reconoció que se ha hecho mucho en este ámbito desde la creación de la unidad encargada específicamente, pero que lógicamente queda mucho por hacer.

Dejá tu comentario