Mundo

La UE y Japón ahora se pronuncian contra la tecnología Huawei

 

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el Mercado Único Digital, Andrus Ansip, aseguró este viernes que la Unión Europea (UE) debe estar preocupada y tener miedo por la tecnológica Huawei y otras compañías chinas, debido a las supuestas brechas de seguridad.

Asimismo, Japón prohibirá el uso gubernamental de dispositivos de telecomunicaciones fabricados por los gigantes chinos Huawei y ZTE, debido a las preocupaciones sobre ciberseguridad, según informaciones aparecidas este viernes.

“Tenemos que estar preocupados por estas compañías”, dijo el comisario europeo, preguntado por el riesgo para la seguridad digital europea de gigantes tecnológicos chinos como Huawei.

El vicepresidente de la Comisión señaló que el Gobierno chino estableció una nueva ley que obliga a las empresas tecnológicas del país a cooperar con los servicios de inteligencia, durante la presentación del nuevo plan de inteligencia artificial de la Comisión Europea.

Ansip denunció que China está desarrollando backdoors obligatorios, un tipo de programa malicioso que permite acceder a cualquier dispositivo y controlarlo sin conocimiento de la víctima, y chips que se pueden colocar en cualquier lado y acceder a nuestros secretos.

“No es un buen uso de la ciencia cuando las compañías abren sus sistemas a los servicios secretos, aunque no sabemos mucho más sobre este caso, pero tenemos que tener miedo”, sentenció.

En relación a la detención el pasado miércoles en Canadá de la directora financiera e hija del fundador de Huawei, Meng Wanzhou, Ansip declaró desconocer la razón del arresto y si esta tiene algún tipo de vinculación con las recientes amenazas a la ciberseguridad por parte de la empresa china.

Por su parte, la decisión japonesa de prohibir el uso gubernamental de dispositivos Huawei y ZTE podría aplicarse a partir del lunes.

La prohibición llegaría después de que Estados Unidos solicitara a sus aliados que eviten los productos fabricados por esas dos compañías, debido a los temores de que sirven para llevar a cabo ciberataques.

Los productos japoneses que usen partes fabricadas por algunas de estas dos empresas chinas también quedarán excluidos del uso gubernamental.

El Gobierno japonés no prevé citar directamente a las compañías para evitar el enfado de China.

Dejá tu comentario