Sucesos

La trata de personas: El negocio invisible para la sociedad paraguaya

Marcia Martínez

@marcmartinez@uhora.com.py

La trata de personas para fines de explotación sexual y laboral se encuentra en tercer lugar como el negocio ilícito más lucrativo, solo superado por el narcotráfico y el tráfico de armas. El dato fue citado por la fiscala Teresa Martínez, quien dejará la Unidad Especializada contra la Trata de Personas para estar al frente de la Secretaría Nacional de la Niñez y Adolescencia (SNNA), con el gobierno de Marito. La agente también es la actual delegada nacional para la intervención en casos de abuso sexual infantil y maltrato en niños, niñas y adolescentes.

Esclavitud moderna. La trata de personas es una forma de esclavitud, ya sea sexual o laboral, que involucra el secuestro, el engaño o la violencia, mencionó.

Mujeres de entre 18 y 30 años son las principales víctimas de este flagelo, seguidas de mujeres de hasta 42 años, afirmó Martínez.

Las jóvenes captadas, muchas veces bajo engaños, terminan siendo explotadas sexualmente en un boliche o prostíbulo de ciudades de Argentina, Bolivia, Chile y España.

Otro aspecto preocupante que fue mencionado por Martínez es la cantidad de menores que son explotadas tanto laboralmente como sexualmente, del viejo sistema denominado criadazgo.

El criadazgo no es una actividad normal y en el interior del país se registra de forma habitual, niños y niñas que son explotados, cuando deberían estar estudiando y jugando”, aseveró.

Modus operandi. El modus operandi que utilizan los captadores consiste en dar engañosas ofertas de trabajo, no aclaran las condiciones en las que se va a realizar, tampoco el traslado hasta el lugar donde al término serán explotadas.

Captan chicas jóvenes a través de avisos en periódicos o en redes sociales para casas de masaje, promotoras, empleadas domésticas, cuidadoras de ancianos”, enumeró Martínez.

Posteriormente, en los lugares de explotación, las víctimas son retenidas por los tratantes con amenazas, deudas, coacción y violencia; luego son obligadas a prostituirse o trabajar en condiciones infrahumanas.

Las acciones son llevadas a cabo por redes o grupos criminales, que identifican y reclutan a las futuras víctimas. Luego organizan, gestionan y financian su traslado.

“Los captadores son dueños, administradores o regentes de los lugares donde las explotan, o alquilan a las víctimas a terceros a cambio de una renta”, dijo Martínez.

Tierra adentro. A pesar de que la trata de personas es considerada como crimen transnacional, también se registran casos en el mismo país. Estos se conocen como “trata interna” y en otros países este hecho punible es conocido como trata de blancas.

Por último, Martínez resaltó otro tentáculo criminal, que las mujeres reclutadas son, en otras ocasiones, contratadas para transportar estupefacientes a Europa y África y luego son sometidas a la prostitución obligada.

País de origen. Paraguay hace ocho años fue identificado como país de origen del hecho punible de trata de personas. Sin embargo, en la actualidad es también considerado de tránsito y destino de hombres, mujeres y niños que son objeto de trata de personas con fines de explotación sexual, según un informe presentado por el Gobierno de los Estados Unidos.

El estudio destaca que el Gobierno de Paraguay no cumple plenamente las normas mínimas para la eliminación de la trata de personas; no obstante, está realizando considerables esfuerzos hacia ese fin. Como, por ejemplo, la vigorosa investigación de casos conforme a la Ley Integral contra la trata de 2012 y la continua cooperación de otros países.

Incluso, el documento critica que el Estado no haya proporcionado fondos suficientes para las labores contra la trata ni haya iniciado ninguna nueva campaña para la sensibilización del público. Por lo tanto, Paraguay permaneció en el Nivel 2.

Sugerencias. El Departamento de Estado de Estados Unidos realizó una serie de recomendaciones a nuestro país como desarrollar procesos formales para identificar a las víctimas de la trata de manera proactiva y establecer un mecanismo de remisión para garantizar que las víctimas reciban servicios de atención. Otra idea que da es intensificar la labor de investigación, enjuiciamiento y condena de los tratantes y los funcionarios cómplices, incluidos aquellos que han sido cómplices en casos de trabajo forzado.

Así también considera bueno proporcionar fondos suficientes a la secretaría contra la trata para mejorar los servicios integrales y el albergue para las víctimas de la trata sexual y laboral, incluidos los hombres víctimas.

También se debe de incrementar la capacitación dirigida a la policía, los inspectores laborales, jueces, fiscales y trabajadores sociales; aprobar el plan de acción nacional de 2014-2018; financiar campañas de sensibilización; y mejorar la recopilación de datos e investigación en materia de trata de personas.

En cuanto a la tipificación de este hecho punible, Paraguay cuenta con la Ley Integral Nº 4788/12.

Dejá tu comentario