País

La súbita crecida del río suma casi 5.000 familias evacuadas en capital

En el Puerto de Asunción, ayer el nivel de las aguas ascendió a 6,48 metros, subió 25 centímetros en un solo día. A nivel país, la cantidad de familias afectadas ya llegó a 21.000, según la SEN.

La crecida no da tregua. El río Paraguay subió 25 centímetros entre el sábado y el domingo y llegó a los 6,48 metros en el puerto capitalino. Hasta el momento la cifra de familias evacuadas en Asunción asciende a más de 4.600 y a nivel país son 21.000 las afectadas , según datos de la Municipalidad de Asunción y la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

Tras las críticas por la imprevisión y la actuación tardía de las autoridades, el fin de semana se intensificó la asistencia en toda la zona ribereña ante el gran número de familias desplazadas y que, según Víctor Hugo Julio, director general de Riesgos y Desastres de Asunción, hoy podrían alcanzar la cifra de 5.000.

Hasta ayer, la Municipalidad registró un total de 4.679 familias evacuadas, 1.292 procedentes del Bañado Norte, 788 de la Chacarita y 2.599 del Bañado Sur, quienes fueron reubicados, en la mayoría, en 97 refugios transitorios activos.

“Si no hay lluvia vamos a respirar un poco. Tal vez el río suba unos centímetros, pero igual esta súbita crecida ya afectó a miles y podríamos llegar a los 6.000 evacuados”, dijo el director de Riesgos y Desastres. El fenómeno también afecta a otras localidades como el Chaco, Concepción, Central, Cordillera, Guairá.

Los trabajos de traslado de las familias y sus enseres a los refugios habilitados, la entrega de kits de alimentos, frazadas y de materiales fueron la constante en los últimos días. Si bien muchos pobladores aún cuestionan que no están recibiendo los insumos necesarios para construir sus albergues.

Ocupación. Ante la falta de previsión de más refugios, varias familias decidieron tomar la Plaza de Armas desde el viernes, ganados por la desesperación de hallar un lugar seco, lo que generó todo tipo de críticas por parte de la ciudadanía. Sobre todo hacia las autoridades municipales por permitir “la invasión” de un lugar histórico.

Los desplazados de la última crecida de noviembre, que se ubican desde entonces en la misma zona del Cabildo, cuestionaron también la falta de recolección de residuos que hace que todo el área esté infestada de basura.

El ministro de la SEN, Joaquín Roa, informó que se contabilizan unas 21.000 familias afectadas en todo el país. Además de Asunción, las ciudades de Limpio y Mariano Roque Alonso son las más afectadas en el Departamento Central, con más de 200 núcleos damnificados, según la Gobernación. Ayer una comitiva de la SEN asistió a 140 familias en la zona de Piquete Cué , en Limpio.

“Estamos asistiendo a las familias damnificadas, entregamos kits de 50 kilos de alimentos para que los afectados puedan subsistir 30 a 40 días”, estimó Roa.

El sábado, la SEN proveyó a las familias del Barrio Santa Ana un total de 2.000 chapas, 2.000 planchas de terciadas, 900 puntales, 450 kits de alimentos, 250 frazadas y medicamentos.

Las cifras
6.000 es el número al que ascenderían las familias evacuadas en las riberas de Asunción en los próximos días.
97 son los refugios transitorios habilitados para los núcleos de damnificados en Asunción.
6,48 metros medía ayer el río en el Puerto de Asunción. Está a solo 1,52 metros de declararse desastre.
21.000 es el número de familias afectadas por la crecida en todo el territorio nacional.
70.000 personas en situación de vulnerabilidad resultaron de las inundaciones en todo el país.
90 por ciento de los damnificados ya recibieron asistencia según la Secretaría de Emergencia.

Peces muertos en la Bahía
En la Bahía de Asunción ayer no solo se notaba el sombrío panorama de casitas hundidas en zona de la Chacarita y toda la ribera. A la escena se sumaba la aparición de gran cantidad de peces muertos, lo que generó la curiosidad de la gente que se arrimó a la orilla para observar el triste espectáculo, cuyas causas aún se desconocen. Desde el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) señalan que la mortandad puede ser producto de las inundaciones y el poco oxígeno que recibe la fauna ictícola. Sin embargo, aún no se descartó que pudieran morir de manera masiva por el alto índice de contaminación incluso con agroquímicos. Las autoridades del Mades anunciaron que hoy se presentarían los primeros informes realizados sobre estudios al agua, peces y los sedimentos del río.

Dejá tu comentario