Nacionales

La segunda piel de una pasión

Su historia arrancó en 1921 y fue evolucionando hasta convertirse casi en un símbolo nacional. Con un nuevo diseño y más tecnología, así hará su debut en el Mundial la camiseta de la albirroja.

No interesa si la compramos en la tienda deportiva más cara o en algún puesto en la calle. Tampoco pesa esa mancha torpe que quedó para siempre en ella, testimonio mudo de la alegría indescriptible del gol marcado para la clasificación.

O aquel momento que hace recordar aquellas lágrimas en la triste pero heroica tarde francesa... Cuando sentimos la camiseta de la selección

en nuestra piel, las palabras quedan cortas para describir la emoción que nace desde lo profundo del corazón.

El 14 de junio, cuando se utilice oficialmente la nueva remera albirroja,

sus modelos -los once leones guaraníes- iniciarán un nuevo ciclo en la participación de los mundiales y también la casaca paraguaya abrirá un capítulo más en su historia. LEA MÁS REVISTA VIDA - Nuevo diseño y tecnología

Dejá tu comentario