Nacionales

"La salud mental es tan importante como la física", sostiene especialista

El Día Mundial de la Salud Mental se conmemora cada 10 de octubre para concienciar sobre la importancia de tratar los distintos desórdenes. Los que padecen cuadros depresivos y trastornos de ansiedad son los que más consultan en Paraguay.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que cada 10 de octubre se recuerde el Día Mundial de la Salud Mental para resaltar la importancia del bienestar psíquico.

Bajo el lema "Educación inclusiva, salud mental positiva", la institución alienta al tratamiento adecuado de los padecimientos mentales.

La doctora Mitha Mendoza, directora del Área de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, indicó que los humanos son seres integrales, por lo tanto, no puede separarse lo físico de lo emocional.

Señaló que los estudios demuestran que aquellos que padecen trastornos psíquicos reducen 25 años de su expectativa de vida.

Lea más: Hasta un 62% de personas con infarto tienen síntomas de depresión

"Esto afecta a toda la persona. La salud mental es tan importante como la física", subrayó la profesional.

La depresión, los trastornos de ansiedad –como ataques de pánico, estrés, fobias– y los trastornos obsesivo compulsivos, las dificultades de aprendizaje, losestragos de los que pasaron por situaciones de violencia física, psicológica y sexual y la esquizofrenia o la bipolaridad son las alteraciones mentales más tratadas en Paraguay.

Nota relacionada: Depresión: Un enemigo que afecta en silencio

Mendoza detalló que el trastorno bipolar es frecuente en ambos géneros, pero las mujeres son dos veces más propensas a sufrir cuadros depresivos.

Estima que, de los pacientes que consultan por distintas enfermedades mentales, el 54% corresponde al sexo femenino y el 46% al masculino.

Tabúes de la salud mental

La profesional también se refirió a los estigmas que existen sobre los distintos trastornos. "Existen en todos los países. Tiene que ver con la historia de las enfermedades psiquiátricas", indicó.

Agregó que, anteriormente, estas no se consideraban trastornos reales y se utilizaban métodos que no correspondían.

"Se relacionaban con posesiones demoníacas, algunos lo piensan hasta hoy, o los religiosos extremos lo consideraban como un castigo para pagar la culpa", relató.

Te puede interesar: 8 de cada 10 personas en Latinoamérica no saben manejar sus emociones

Mirtha Mendoza también opinó sobre las personas que cometen hechos violentos, como asesinatos, maltratos y otros crímenes; comentó que no se les puede atribuir una enfermedad mental, sino un trastorno de la personalidad, lo que conlleva otro tipo de procedimiento para su cura.

"Tienen una falla en la personalidad, eso hace que no sepan separar lo bueno de lo malo. No le importa hacer sufrir al otro y no les importa tratarse porque no se dan cuenta", argumentó.

Cómo combatir

"Si la vida fuese menos exigente y fuésemos más solidarios, sería más fácil de superar estas enfermedades", afirmó la profesional.

Indicó que cada quien debe cuidar la mente realizando actividades de relajación como yoga o meditación, y, en el caso de los creyentes, la oración es un método válido.

Embed

Destacó que también son importantes las relaciones humanas y construir un entorno sano. "Somos seres sociales, no podemos vivir completamente solos", manifestó.

Finalmente, Mendoza expresó que la ciudadanía debe mostrar empatía hacia los que atraviesan por esta situación. Recomendó escuchar sin juzgar e invitarlos a que acudan a un centro de salud, donde podrán indicarle con quién y cómo tratar la enfermedad.

Dejá tu comentario