Interior

La reparación de plaza atropellada por ómnibus costará G. 50 millones

Por escribanía, la empresa de transporte Tebicuary se comprometió a cubrir costos de la obra. El área verde había sido equipada recientemente. Nadie controla las carreras entre colectivos.

El arreglo de la plaza pública donde hace una semana un ómnibus de la empresa Tebicuary se incrustó, en medio de una irregular carrera con otra unidad de la empresa Río Paraguay, costará unos 50 millones de guaraníes..

El secretario de la Municipalidad de San Juan Bautista, Javier Paredes, indicó que los abogados de la empresa Tebicuary llegaron hasta la Municipalidad para que pudieran hacerse cargo de la reparación total de la plazoleta Ermita.

“Firmamos un acuerdo en la escribanía donde los de la empresa Tebicuary se hacen cargo de toda la reparación de los daños ocasionados en la plaza. Hay que mencionar que ese espacio verde llevaba unos meses de haber sido inaugurado y estaba en perfectas condiciones”, acotó Paredes.

La obra en el espacio público en sí fue realizada por la Gobernación de Misiones, por lo que todo el trabajo de reparación de la plaza estará fiscalizado por el mismo fiscal que estuvo a cargo durante su construcción.

“Van a tener que reparar todo lo que había en esa plaza, desde las luces, bancos, barandas, cadenas, escalones, caseta. Mucho daño se hizo al lugar, pero por lo menos se harán cargo de los gastos y el daño en sí está evaluado en G. 50 millones aproximadamente”, resaltó el secretario municipal.

El atropello a la plazoleta Ermita, ubicada sobre la ruta 1, en plena zona urbana de San Juan Bautista, fue el 28 de noviembre pasado, cerca de las 2 de la madrugada.

Según expresaron pasajeros del colectivo de la empresa Tebicuary, el chofer venía jugando carrera desde el distrito de Santa Rosa con otro de la empresa Río Paraguay, y al alcanzar la curva en el km 195, el chofer de Tebicuary perdió el control del colectivo y fue a parar en la plaza, que está en la curva misma de la ciudad de San Juan Bautista. No se registraron víctimas fatales, pero sí heridos de gravedad. La parte frontal del bus que quedó totalmente destruida y se tardó todo un día en removerlo, con dos grúas.

En la Dinatrán, que concede los itinerarios, señalan que no les corresponde sancionar por carrera entre buses, y en la Patrulla Caminera dicen que en sus controles con radar no detectan excesos de velocidad de ómnibus del interior.

Dejá tu comentario