Economía

“La recepción de Uber fue positiva y en el corto plazo traeremos Uber Eats”

Mariano Otero, gerente regional de Uber para el Cono Sur, señaló que la firma está muy contenta con sus operaciones en Paraguay. Ahora analiza la llegada de Uber Eats (entrega de comida) y otros servicios.

La plataforma internacional está presente hace casi tres meses en Paraguay y registró cerca de 200.000 descargas. Al igual que en la mayoría de los países donde opera, su recepción fue mixta, pues recibió el agradecimiento de los consumidores, pero el rechazo del sector taxista. Más allá de los problemas suscitados, entre los que se pueden mencionar la falta de móviles en ciertos horarios, el ejecutivo argentino aseguró que Uber está empezando, se está consolidando y quiere ser una solución de movilidad integral para los paraguayos, que además les genere ingresos. Uber Eats, el sistema de entrega de comida, sería el próximo servicio a incorporar en el portafolios.

–¿Cómo ven las operaciones de Uber en el país?

–Todavía estamos en una etapa de crecimiento muy fuerte. Cada semana sumamos varias decenas de conductores que nunca habían manejado con la plataforma. La recepción que venimos viendo es positiva, de repente escuchamos que el servicio aún no funciona todo lo bien que puede funcionar, en eso estamos trabajando. En seguir ofreciendo más autos para que las personas que hoy quieran tomar un Uber X puedan hacerlo en menos de cinco minutos en cada momento del día.

–Al respecto, últimamente se dieron muchos reclamos sobre la falta de vehículos, en horas de la madrugada especialmente.

–Es normal y tiene que ver con el crecimiento propio de la plataforma. El día en el que más gente pida un Uber es el día en que empieza a operar. Obviamente, la cantidad de autos que está disponible nunca será tan grande en un principio. Hay varios elementos; hoy, la persona para poder salir a manejar tiene que tener un cierto tipo de auto, tiene que contratar un seguro, que muchas de las personas que se movilizan en Asunción hoy no tienen porque no es obligatorio, pero para trabajar con Uber tienen que hacerlo. Deben estar registrados en la SET. Todo eso disminuye la capacidad de seguir poniendo nuevos conductores en la calle y de alguna manera mete fricciones. Pero eso hace que la actividad de ser conductor de Uber sea muy lucrativa, puesto que hay mucha demanda.

–¿Uber Eats podría llegar a Paraguay?

–Uber Eats es un proyecto que está avanzando. Obviamente todavía somos nuevos en el país, estamos construyendo nuestra reputación, nuestra marca, nuestro primer servicio, que es el transporte de pasajeros con Uber X. Pero sin duda estamos con un plan significativo de expansión de productos. Uber Eats ya está presente en todos los países de la región y queremos traerlo a Asunción. No tenemos una fecha concreta, pero va a pasar y será en el corto plazo.

–¿Cómo funcionará ese sistema?

–Es un esquema superinteresante, porque tiene que ver con la visión del futuro del trabajo que tiene Uber. La idea de que uno pueda comenzar a trabajar a través de una aplicación; que una persona se conecte y ya pueda generar un ingreso. Uber Eats es una extensión de ese esquema, no estás transportando gente, sino que estás transportando comida. Tal vez no tengas un auto, no sabés manejar, pero igual querés ganar dinero a través de la plataforma. Con una bicicleta, incluso caminando podrás generar ingresos transportando comida.

–¿El sistema es similar a pedir un viaje?

–El sistema es similar, uno se da de alta en la aplicación, envía documentos requeridos (para ser repartidor) y luego la propia app te conecta con los restaurantes que nosotros también damos de alta para hacer los repartos. Esto les da oportunidad a los negocios que no tienen sistema de entregas y a las personas que quieren ganar dinero. Uber Eats utiliza la escala de Uber, las miles y miles de personas podrán pedir comida con un solo botón. Así se fomentará ese círculo virtuoso de mayor oferta y demanda que permite que haya más actividad económica.

–¿Hoy está más cerca de Asunción Uber Pool (transporte compartido con viajeros en la misma ruta) o Uber Eats?

–Uber Eats está más cerca sin duda. Uber Pool tiene un tema de escala, de tamaño que se necesita ver, por eso va a tardar un poco más. Ojalá Uber Eats en el transcurso del año pueda desembarcar en Paraguay.

–¿Cómo lidian con el sector taxista? Las protestas siguen muy fuertes en varias ciudades.

–Eso tiene un poco que ver con la situación de cada país respecto al sistema de transporte que ofrece a la población. Nosotros tratamos de plantear una visión diferente y es de que la oportunidad de mercado es enorme. Queremos eliminar la idea de que hay que ir en tu propio auto. Si la gente cambiara la mentalidad, la oportunidad de negocio está para todos, para los que manejan taxi, para los que quieren manejar un Uber y para los que son propiciantes del transporte público. Uber está tratando de buscar una solución para que todos podamos vivir mejor.

–¿Un taxista incluso puede manejar en Uber?

–Por supuesto, pero con un vehículo particular, no con su taxi. En Buenos Aires hubo cierta resistencia, pero Uber se convirtió en una gran oportunidad para muchas personas. La realidad es que cuando manejaban un taxi, el taxi no era de ellos. Tenían que pagar un alquiler, un arrendamiento y esto les permitió transformarse en sus propios jefes. Las ganancias que tenían pasaron a ser para ellas mismas. Esa democratización del sistema de transporte es un efecto positivo, porque te genera un ambiente más sostenible. Para nosotros, la competencia mejora el nivel de servicio de los usuarios.

Dejá tu comentario