País

La Plaza de los Desaparecidos se está desmoronando y nadie se hace cargo

Haciendo un recorrido por plazas del microcentro asunceno se observa que gran parte de ellas se encuentran en estado de abandono. Comuna, Secretaría de Cultura y el MOPC se tiran la pelota.

Como muchos espacios ciudadanos del microcentro asunceno, la Plaza de los Desaparecidos se encuentra en estado de abandono. Pese a ubicarse muy cerca del Palacio de Gobierno, a la fecha nadie se hizo cargo del riesgo que está generando el desmoronamiento de la estructura.

La parte posterior de la conocida plaza ya se derrumbó hace más de un año y medio, comentó un militar que realiza guardia en la zona.

Autoridades de la Municipalidad de Asunción y la Secretaría Nacional de Cultura se pasan la pelota y afirman que en todo caso el que debe encargarse del mantenimiento del sitio es el Ministerio de Obras Públicas (MOPC).

Desde el Municipio capitalino mencionan que la plaza corresponde al Estado y no a la Comuna.

Esta situación refleja el desinterés total de las autoridades hacia los espacios recreativos y monumentos históricos patrimoniales del país.

Muchos de los espacios verdes de la ciudad de Asunción se encuentran en lamentable deterioro y se tornan propicios para reunir alimañas, siendo además potenciales criaderos para la proliferación de mosquitos del dengue.

Un peligro. “Yo vine a andar en bici con mi hijo y realmente es peligroso porque cualquier niño puede caer al vacío o las personas que no conozcan el lugar. Cuando hay tormentas fuertes la situación puede empeorar porque puede derrumbarse por completo con la fuerza de las lluvias intensas”, manifestó Clara Noguera, quien se encontraba en la Plaza de los Desaparecidos con su hijo pequeño.

Un policía del lugar sostuvo que ellos deben poner vallas y señalizar la zona desmoronada, puesto que es un peligro para las personas que visitan el lugar, principalmente en horas de la noche.

Haciendo un recorrido por los espacios públicos del microcentro asunceno se observa que gran parte de las plazas se encuentran además con poca iluminación, generando un riesgo para los visitantes, ya que los malvivientes y adictos se adueñan de los sitios y las personas temen por su seguridad.

Pese a ubicarse muy cerca del Palacio de Gobierno y en pleno corazón de la capital y al gran despliegue militar y policial de la zona, en el entorno de la Plaza de los Desaparecidos hay carteristas, asaltantes y descuidistas acechando a visitantes locales y a turistas.

Dejá tu comentario