Nacionales

La obesidad y el sobrepeso pueden desencadenar cáncer colorrectal

La obesidad y el sobrepeso pueden desencadenar cáncer colorrectal. Por eso, el Ministerio de Salud Pública emitió una serie de recomendaciones a tener en cuenta para no padecer esta enfermedad que puede ser fatal.

La obesidad y el sobrepeso, relacionados con la falta de buena alimentación, deben ser erradicados para no estar expuestos a padecer de cáncer colorrectal, alertó el Ministerio de Salud Pública.

“Se recomienda reducir el peso corporal a expensas de la masa grasa, de manera progresiva, implementando un plan de alimentación saludable y la práctica regular de actividad física”, refirió Laura Joy, jefa de Nutrición del Instituto Nacional del Cáncer (Incan), a través de un comunicado.

La profesional recordó que los estudios muestran una fuerte conexión entre el consumo de carne roja y la mortalidad por cáncer colorrectal, aunque este no es el único factor predisponente.

Los veganos y vegetarianos tampoco están exentos de este diagnóstico, dijo.

Nota relacionada: Obesidad se ha convertido en un tema de apariencia más que de salud

La primera recomendación es reducir el consumo de carne roja a menos de 300 gramos por semana, evitar los alimentos procesados (embutidos en general) y aumentar el consumo de carnes blancas y legumbres.

“Las dietas ricas en grasas saturadas -de origen animal- y pobres en frutas y verduras, configuran el perfil de mayor riesgo para desarrollar cáncer colorrectal”, agregó.

También es recomendable consumir lácteos descremados, aumentar el consumo de frutas, verduras y aceites vegetales.

Lea también: Dietas "milagro" pueden derivar en graves daños

En cuanto al promedio recomendable de frutas diarias, la experta recordó que debe ser por lo menos 600 gramos, o cinco porciones por día. En lo posible, las mismas deben estar crudas y ser consumidas con cáscara.

Los cereales integrales, las legumbres y otros alimentos que son fuente natural de fibras deben aportar un promedio no menor de 25 gramos diarios.

Destacó que una dieta relativamente alta en calcio puede reducir el riesgo de cáncer de colon, formando complejos con ácidos biliares en la luz intestinal.

“Estas medidas deben ser implementadas por toda la familia, especialmente en los niños, para que vayan formando hábitos saludables, que reduzcan el riesgo de desarrollar esta enfermedad”, sugirió.

Lea más: Un estudio identifica el efecto de los microbiomas en la obesidad

Como recomendaciones generales, Joy agregó que se debe evitar el consumo de los alimentos o bebidas azucaradas, reducir el consumo de alimentos salados y bebidas muy calientes.

Además, instó a apostar por el ajo, cebolla, brócoli, coliflor, repollo, remolacha y espinaca, ya que tienen un efecto protector contra este tipo de cáncer.

Tampoco hay que olvidar los hábitos saludables como evitar el consumo de alcohol y evitar el tabaco y realizar actividad física de manera regular durante al menos 30 o 60 minutos al día.

Dejá tu comentario