Arte y Espectáculos

La novedosa versión electrónica

Siguiendo los pasos del Luis Bordón, Kike Pedersen, joven talento nacional, se aboca a la tarea de construir un arpa electrónica perfecta.

El músico paraguayo tiene en su poder un instrumento que perteneció a Bordón.

El arpa electrónica llegó a manos de Kike merced al obsequio que María Teresa Bordón, viuda del difunto artista, hizo a la familia Pedersen Torales.

A diferencia de la típica arpa creada por Félix Pérez Cardozo, la versión eléctrica posee micrófonos, cuerdas metálicas -de guitarra y bajo-, una caja más pequeña, varios potenciómetros y por supuesto un conector para el jack.

"Es innovador y además sorprendente la gran creatividad de Luis Bordón que pudo construir un arpa de estas características hace ya muchos años", señala el músico que giró por Europa y vivió en Inglaterra por algunos años. Justamente en ese país, Pedersen ofreció ante miles de personas el peculiar sonido del arpa de color azul. Fue en el tradicional festival Glastonbury, edición 2007.

"Fue algo muy loco, tuve la oportunidad de tocar con un grupo frente a miles y miles de personas. Fue maravilloso", recuerda.

Sin embargo, el arpista señala que todavía sigue experimentando con maderas para tratar de reducir el peso.

"Ahora tengo otra -arpa- más liviana y pequeña; pero todavía sigo experimentando para encontrar el peso y el tamaño ideales", revela.

La posibilidad de utilizar pedales de efectos que tradicionalmente se escuchan con las guitarras eléctricas es uno de los beneficios.

"Probé un wah-wah en un show con Rolando Chaparro y me gustó mucho, ofrece muchas posibilidades nuevas en cuanto sonido", puntualizó.

Dejá tu comentario