Deportes

La noche de Tata: "En algún momento podemos volver"

El premio mayor se lo llevó Marcelo Bielsa, pero tanto el Loco como Gerardo Martino fueron las estrellas de una noche inolvidable para todos los hinchas de Newell's. Al Tata lo distinguieron colocando su nombre a una tribuna.

Homenaje en vida. Con esa filosofía la dirigencia del club rosarino Newell's Old Boys decidió distinguir a dos hijos de la casa que más satisfacciones brindaron a la entidad como futbolistas y lo siguen haciendo como entrenadores: Marcelo Bielsa y Gerardo Martino.

El Loco, actual seleccionador de Chile, es el único entrenador que llevó al club rojinegro a conquistar dos campeonatos. En reconocimiento a esas conquistas y a la gran campaña realizada con la Roja en las eliminatorias, clasificándola después de varios años nuevamente a un Mundial, el estadio Coloso del Parque fue rebautizado como "Marcelo Alberto Bielsa".

LA TRIBUNA PARA EL TATA. A su vez, el seleccionador de Paraguay comenzó ganar títulos como entrenador a su llegada al fútbol paraguayo. Esto lo llevó a la Albirroja, a la que clasificó al Mundial tras liderar por dos años las eliminatorias sudamericanas. Para el Tata, el club reservó una plaqueta y la tribuna de la vieja visera, que ahora se denomina "Gerardo Daniel Martino".

"El sentimiento es, primero, de agradecimiento para la dirigencia y para la gente de Newell's. Un gran orgullo formar parte de esta fiesta inolvidable para nosotros, el poder quedar de esta manera en la historia del club", dijo el Tata en conferencia compartida con amigo y maestro Bielsa.

Consultado si este reconocimiento representa una responsabilidad muy grande respecto a lo que hagan a partir de ahora, Martino explicó: "En realidad sí, pero tampoco un compromiso desconocido. Porque, en definitiva, es el mismo compromiso que nos ha tocado tener desde el momento en que estuvimos vinculados a Newell's; el mismo compromiso de jugar cada partido, de venir a cada entrenamiento de divisiones inferiores allá por los 12 años....".

¿Y VOLVER? Cuando preguntaron a ambos entrenadores si les gustaría dirigir al equipo en el que juega el paraguayo Jorge Achucarro, Bielsa tomó el micrófono y se dirigió al Tata: "El que no fue técnico todavía sos vos". Ante las risas, su alumno más aventajado tomó el micrófono y respondió.

"Uno nunca puede saber cómo es el futuro y lo que nos va deparar, pero por lo menos siento que las puestas vuelven a estar abiertas en un club", manifestó con una leve sonrisa. Luego, tras recalcar que le gustaría que Roberto Sensini complete su ciclo en el club, acotó: "Realmente, sí tengo otra vez esta sensación de que en algún momento, no sé cuando, podamos volver a juntarnos con el club".

Pero eso es para un futuro lejano. Ahora, el Tata debe concentrarse exclusivamente en la selección paraguaya y el deseo de realizar una mejor campaña que las anteriores en el Mundial de Sudáfrica.

ASÍ LO QUIEREN. A continuación, transcribimos la nota publicada en el diario rosarino "La Capital", denominada "El mago lleno de luces", en reconocimiento a la trayectoria del Tata Martino.

"El tiempo pone las cosas en su lugar. A veces demora más de lo necesario pero siempre cumple. Por suerte, a Gerardo Martino también le llegó su momento de reconocimiento. Un hombre que en años anteriores lo obligaron a caminar por otra vereda, tal como lo contó ayer, pero que ahora puede volver a pisar fuerte en el Parque. El Tata se hizo dueño de una visera que lo pondrá en el eterno cartel de la memoria. Su recuerdo, su talento y sus gambetas serán dueños del costado tribunero más tradicional del estadio. Cada asiento es un pequeño grano de merecimiento para el jugador que más veces vistió la camiseta de Newell's.

Martino estuvo de impecable traje gris a pesar del agobiante calor. Cruzó bromas, anécdotas y sonrisas todo el tiempo con Bielsa. Existe una complicidad que supera los márgenes del fútbol. Además de Newell's tienen mucho en común. Hay valores, conductas, trayectorias, conocimiento, compromisos y un sello de escuela que los transformaron en referentes ineludibles de la cultura rojinegra.

El Tata fue un lujo de la historia leprosa. Un mago amigo de las improvisaciones, con vendas sobre las medias y ojos por todos lados. Un estratega que siempre fue técnico adentro de la cancha. Fue capitán y gran protagonista de la etapa más gloriosa. Y a los vicios de vagancia física se los sacó a la fuerza Bielsa, conduciéndolo a ser un volante extraordinario. Probablemente, el mejor que se vio en el Parque.

Como DT fue inteligente para elegir como maestro a Bielsa y hoy son colegas que se reparten con justicia elogios. Su capacidad de trabajo le permitió trascender las fronteras y elevarse de categoría. Hoy pasea por el mundo su fidelidad por los colores de Newell's y es voz autorizada al momento de trazar planes de futuro en la vida rojinegra.

Gerardo Martino fue anoche pura felicidad y se lo notó entre amigos. Volvió a sentirse parte y es punta de lanza de un proceso de refundación."

Dejá tu comentario