Sucesos

La muerte de un policía en incendio desnuda precariedad en comisarías

 

Cuando menos lo esperaba, mientras dormía, el oficial Jerson Alderete (30) perdió la vida cuando la habitación de la Comisaría 15ª Metropolitana, donde prestaba servicio, ardió en llamas.

El hecho deja al descubierto las condiciones precarias en que se encuentran algunas de las sedes policiales.

En los primeros minutos del viernes, una de las habitaciones que se encuentran en el fondo de la comisaría comenzó a arder, aparentemente a causa de un cortocircuito. Otros agentes que también descansaban en la habitación pudieron salir, no así el oficial Alderete, quien quedó atrapado.

Minutos de terror pasó el uniformado, que gritaba desesperado para que lo puedan rescatar.

Sus camaradas indicaron que la intensa humareda y las llamas que cada vez eran más intensas hicieron que el oficial no pudiera siquiera intentar abandonar el cuarto.

Bomberos voluntarios, encabezados por el capitán Rubén Valdez, llegaron al lugar minutos después de iniciado el incendio y comenzaron los trabajos para sofocar las llamas. Testigos aseguraron que 35 minutos después del inicio del fuego llegaron los paramédicos que intentaron rescatar a Alderete, que se refugió en el baño para intentar protegerse.

Los bomberos abrieron un boquete para ingresar a la habitación donde se encontraba el uniformado, que era un hombre corpulento, pero no consiguieron sacarlo, indicaron sus compañeros.

reanimación. Según el informe, Alderete se desmayó por la inhalación de humo y así lo sacaron de la pieza.

Los paramédicos intentaron reanimarlo, pero ya no fue posible.

Alrededor de la 1.00 de la madrugada se confirmó su muerte.

El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, admitió que la mayoría de los edificios de las comisarías del área metropolitana carecen de mantenimiento adecuado. “Tenemos un retraso de mantenimiento que tenemos que ver cómo actualizar”, expresó en conferencia de prensa, alegando que heredaron las estructuras viejas.

Dejá tu comentario