Deportes

La mente fría en juegos candentes

El Mundial de Rusia entra en su etapa culminante y cuatro selecciones europeas siguen con el anhelado sueño de convertirse en campeones del mundo.

Más allá del despliegue de los jugadores en el campo de juego, las estrategias de los entrenadores también entran en juego en estos dos partidos decisivos. Didier Deschamps, de Francia; Roberto Martínez, de Bélgica; Gareth Southgate, de Inglaterra, y Zlatko Dalic, de Croacia, tendrán que armar las estrategias adecuadas para llegar a la final del domingo, en el estadio Luzhniki, de Moscú.

mucha experiencia. Didier Deschamps, de los técnicos semifinalistas, es el que cuenta con mayor experiencia. Fue el capitán del seleccionado galo que logró su primer mundial en 1998 y hace seis años que se encuentra al frente de Les Bleus.

La Francia de Deschamps en este Mundial fue creciendo y se fue potenciando, acorde a la aparición de sus grandes referentes; la velocidad de Mbappé, la habilidad de Griezmann y la solvencia de Kanté relucieron en partidos que fueron complicados.

superación. El Mundial para Bélgica es oportunidad para superarse a sí mismo y reafirmarse en una de las mejores selecciones del mundo.

El español Roberto Martínez le ha dado mayor carácter a un equipo de grandes figuras y juego dinámico y alegre. Los ejemplos fueron la victoria sobre Japón 3-2 y ante Brasil 2-1.

opuestos. Gareth Southgate consolidó a una renovada selección inglesa, basada en disciplina táctica y un eficiente juego aéreo, que le devuelve el sueño de ser campeón del mundo luego de 52 años. Mucho depende de la enorme capacidad de su goleador Harry Kane.

La Croacia, de Zlatko Dalic, apelando más al sacrificio en lo físico y la creatividad de Luka Modric se puso a un par de juegos de hacer historia.

Dejá tu comentario