Política

La interna colorada más atípica de la transición

Desde 1992, cuando se dio la primera primaria colorada posdictadura, el Partido Colorado es protagonista de las internas más encarnizadas del país.

El próximo domingo 9, los colorados elegirán a su candidato a presidente. Hasta el 2008, el candidato que surgía de las urnas era el futuro presidente del Paraguay.

La del domingo 9 es la primera interna presidencial en la llanura y el elegido tiene la misión de conducir el retorno de su partido al poder.

La disputa entre un outsider y un político refleja los nuevos tiempos de la ANR, lejos del poder central, atrapada en una profunda crisis de liderazgo. Es también la más apacible quizá porque ya todas las encuestas presagian el cómodo triunfo de uno de ellos.

Veamos la historia de las internas coloradas:

1992. Fue la primera interna posdictadura. El stablishment dirigido por el entonces general y presidente Andrés Rodríguez y el empresariado eligió como candidato a otro empresario: Juan Carlos Wasmosy, que enfrentó a uno de los caudillos más importantes de la época: Luis María Argaña. Fue una batalla épica en la que se enfrentaron visiones políticas y económicas diferentes. Entonces Argaña ya rechazaba abiertamente el Mercosur firmado por Rodríguez. Argaña era visto como un candidato del pasado con fuertes raíces en la dictadura. Ganó la interna, pero perdió. Cuando se concretó el escandaloso fraude, la prensa (excepto Noticias) y la comunidad internacional avalaron el robo porque consideraban que Wasmosy era el hombre que necesita el país en ese tiempo nuevo.

En medio de polémicas, asumió el poder el primer outsider post-stronista. En 1993 Wasmosy se convirtió luego en presidente ganando al liberal Domingo Laíno.

1997. El trago amargo del fraude no amilanó a Argaña, que volvió al ruedo con mayor ímpetu. Esta vez tampoco tuvo un adversario pequeño: Lino Oviedo, un caudillo militar que cogobernó con Wasmosy y mantuvo la transición en permanente jaque por sus veleidades. Luego de un fallido intento de golpe en 1996 que mantuvo en crisis al país, Oviedo se convirtió en un líder mesiánico arrollador. Argaña y Oviedo protagonizaron la campaña electoral más enérgica y exaltada de la ANR. Argaña tuvo el apoyo del presidente Wasmosy, pero aún así no logró derribarlo. Oviedo haciendo gala de un populismo basado en la concentración absoluta de su liderazgo ganó la interna al frente de un movimiento de apenas 15 meses de existencia, pero no pudo ser candidato porque fue enviado a la cárcel acusado de golpista. Asumió la chapa presidencial su entonces candidato a vicepresidente, Raúl Cubas. La ANR conformó la fórmula de emergencia con Cubas y Argaña. Con la campaña Tu voto vale doble (Cubas al poder, Oviedo en libertad) logró en 1998 la victoria más contundente de la transición con el 54% de votos sobre la primera dupla aliancista Domingo Laíno-Carlos Filizzola. El gobierno de Cubas duró apenas 7 meses tras el asesinato de Argaña tras la más grave crisis política del país.

2002: EL EX COMPAÑERO DE ARGAÑA, NICANOR DUARTE FRUTOS, DIO EL SALTO TRAS EL ASESINATO DEL VICEPRESIDENTE Y LANZÓ SU CANDIDATURA PRESIDENCIAL COMO CANDIDATO DEL ARGAÑISMO. Se le atravesó en el camino el empresario y exitoso presidente del Olimpia Osvaldo Domínguez Dibb. Este le puso salsa a la interna con su peculiar estilo desfachatado y le dio pelea a Nicanor que ganó por 61.000 votos (10%). En el 2003 el candidato colorado siguió la tradición y se convirtió en presidente ya que ganó por apenas el 37% al PLRA que obtuvo el 23% con Yoyito Franco como candidato. Fue la peor elección colorada de la transición comparando con Rodríguez (1989), 74%; Wasmosy (1993) 40% y Cubas (1998) 54%.

2007. El gobierno de Nicanor tuvo su crisis para elegir candidato presidencial. Su vicepresidente Luis Castiglioni aspiraba el cargo, pero eligió a Blanca Ovelar. Fue una interna dura, marcada por sospechas de fraude. La candidata oficialista ganó por apenas el 1%, ya que obtuvo el 45% y Castiglioni el 44%. Las heridas de la interna esta vez no sanaron y miles de colorados castigaron a Nicanor provocando la histórica caída de la ANR en 2008.

2012: LA INTERNA DEL DOMINGO ES ABSOLUTAMENTE DISTINTA A LAS ANTERIORES. El poderoso empresario Horacio Cartes, un outsider que entró como un tsunami a la ANR enfrentará al político esteño Javier 'Zacarías. Cartes, afiliado de emergencia para salvar económicamente al partido, aparece en las encuestas como el favorito. En su corta vida política superó con éxito las tormentosas aguas políticas cuando la ruptura con Juan C. Galaverna y Lilian Samaniego. Ambos volvieron bajo su dominio con menos alas que antes.

Esta vez la interna no tiene ni la pasión, ni el brillo, ni la incertidumbre de otros tiempos.

Dejá tu comentario