Nacionales

La detención del capo narco Lico'i: ¿Cómo se dio su captura?

El sindicado como capo narco Fredy Ariel Irala Fernández, alias Lico'i, fue detenido en Capitán Bado, Amambay. El fiscal de la Unidad Especializada de Crimen Organizado Hugo Volpe brindó detalles de cómo fue el operativo.

Considerado uno de los mayores productores de marihuana, Fredy Ariel Irala Fernández, de 36 años, fue detenido en la Operación Jango, el pasado viernes, en una vivienda en la zona de Manta Potrero, a 20 kilómetros de la ciudad de Capitán Bado, Departamento de Amambay.

El fiscal de la Unidad Especializada de Crimen Organizado Hugo Volpe habló este domingo sobre los detalles de la operación, en una entrevista en el programa La Lupa, emitido por Telefuturo.

El representante del Ministerio Público comentó que la captura del supuesto narco se logró tras ocho meses de investigación, donde intervinieron los departamentos de Crimen Organizado, Inteligencia y Antisecuestro de la Policía Nacional.

Nota relacionada: Cae Lico'i, el mayor proveedor de marihuana paraguaya para el Brasil

“Fue un trabajo de meses para poder desbaratar a este grupo, ya que Fredy Irala manifestó que logró evadir cuatro operativos policiales, uno de ellos hecho en Brasil”, contó el fiscal.

Según las investigaciones, Lico’i tenía a disposición una agencia de sicarios que actuaba con mucha violencia en Capitan Bado; además amedrentaba y amenazaba a pobladores de la zona con armas de fuego. El grupo no se dedicaba al secuestro, aseguró el fiscal.

“En el Ministerio Público recibíamos denuncias, pero los pobladores no podían decir mucho porque sabían que eso les podía ocasionar la muerte”, refirió.

La captura

Lico’i, quien cuenta con antecedentes por narcotráfico, fue detenido en una vivienda que figuraba como propiedad de su padre. En el lugar no había mucho lujo, pero sí tenía las ventanas blindadas, señaló el fiscal. El hecho se produjo tras un enfrentamiento entre los efectivos intervinientes y el grupo criminal.

Además de Lico'i, fueron capturados su pareja, de profesión enfermera, Ana Raquel Colmán Fernández, de 23 años; y uno de sus secretarios, Pelayo Denis Esquivel (50), quien quedó herido tras intentar repeler el avance de los policías.

En la refriega fue abatido uno de los lugartenientes de Lico'i, pero el mismo no fue identificado aún. Sus huellas no aparecen en el Sistema Automático de Identificación Dactilar (AFIS) de Paraguay y sus datos fueron enviados al Brasil.

Efectivo. Lico'i es trasladado por dos hombres de la Policía.
Efectivo.  Lico´i  es trasladado por dos hombres de la Policía.
Efectivo. Lico´i es trasladado por dos hombres de la Policía.

Volpe confirmó que, en la balacera, logró huir Felipe Barón Escurra Rodríguez, de 41 años, uno de los capos de la mafia del narcotráfico más buscados y que se había aliado a Lico’i para continuar operando en el comercio de la marihuana, según los datos que manejan las autoridades.

En el sitio allanado se incautaron dos fusiles de asalto Avtomat Kalashnikova modelo 1947, drogas y teléfonos celulares.

Asimismo, los policías encontraron 10 campamentos en el lugar, cada uno con grandes cantidades de bolsas de arpillera listas para prensar. En ese laboratorio se producían alrededor de 3.000 kilos de marihuana por día, para su exportación al Brasil, según los intervinientes.

“En el lugar se trabajaba los siete días de la semana, no tenían descanso. Nosotros priorizamos la captura de Irala y posteriormente fuimos a los campamentos donde los colaboradores son el último eslabón, lo importante fue la captura del financista”, expresó Volpe.

Tras el operativo, el propio Lico’i admitió que en el lugar se dedicaban al cultivo de marihuana debido a que “es una fuente de trabajo”. "¿Qué más vamos a hacer por acá?", había mencionado en una entrevista con NoticicasPy.

Puede interesarte: Lico’i, ligado a agencia de sicarios que habría asesinado a jefe policial

Imputaciones

El fiscal Volpe imputó este domingo a Lico’i y a Pelayo Denis por la supuesta comisión de los hechos punibles de Asociación Criminal y por los artículos 26, 27, 33 y 44 de la Ley 1340/88 Que reprime el tráfico ilícito de estupefacientes y drogas peligrosas y otros delitos afines.

En tanto que Ana Raquel Colmán Fernández fue imputada por la omisión de dar aviso de un hecho punible a las autoridades, teniendo en cuenta que habitaba en el inmueble allanado y no podía estar ajena a las actividades delictivas perpetradas por la organización.

El representante del Ministerio Público solicitó además al Juzgado Penal de Garantías la aplicación de prisión preventiva para todos los imputados.

Dejá tu comentario