Economía

La crisis de expectativas se profundiza por inseguridad

Los últimos eventos generados por grupos del crimen organizado afectan al ánimo de inversión y de consumo, ya deprimido por las dificultades económicas de este año, según analista.

Al ya complicado escenario económico del 2019, compuesto por los efectos de factores climáticos adversos, el deterioro de los países vecinos y la reciente crisis política interna, se suma la creciente sensación de inseguridad que deprime aun más los ánimos de inversiones y consumo en el mercado local, advirtió la economista Patricia Goto, de la consultora CPA Ferrere.

“Las expectativas de los agentes económicos dependen de todos estos factores que se van dando en un país; el tema de la seguridad es muy importante. Tuvimos un año bastante complicado, tuvimos una conjunción de varios factores: El clima, Argentina, crisis política, sensación de inseguridad en el país”, exclamó.

“Todo repercute a la hora de tomar las decisiones por parte de los agentes económicos, tanto por el consumidor que quiere comprarse un auto o una casa, o por el lado del inversor, que quiera abrir un negocio, que quiera invertir en algo; probablemente pare y vuelva a retomar cuando sienta una mayor seguridad en el país”, agregó.

En un panel organizado por el Club de Ejecutivos, Goto reconoció que si bien se espera una mejoría en la actividad económica a partir del presente trimestre, el sector comercial se presenta como el que probablemente no logrará todavía iniciar su recuperación. Esto, debido a la crisis que persiste en Argentina y que está generando la ida de consumidores paraguayos a ese mercado, además de la merma del turismo de compras proveniente de ese país.

“La economía paraguaya converge a crecer en tasas de 2% a 3%, en una depuración del efecto climático respecto al crecimiento del producto interno bruto y absorbe la crisis de la región, esta tasa es menor a lo que veníamos creciendo en la última década, que es alrededor 4%”, aseveró.

CPA Ferrere recortó recientemente de 1,6% a 1,1% su proyección de crecimiento económico para el 2019, mientras que a principios del año esperaba una variación de 3,5%. Así, esta consultora dejó a su estimación por debajo del 1,5% que maneja el Banco Central del Paraguay (BCP), al tiempo que otras entidades no descartan cerrar el ejercicio anual con números negativos. Para el 2020 también bajó sus pronósticos, de 4,2% a 4%.

Este miércoles, la ciudad de Asunción fue testigo del mortal rescate a Jorge Teófilo Samudio González, alias Samura, líder del Comando Vermelho (CV) en Paraguay, quien era trasladado al penal de Emboscada tras una fallida audiencia en el Palacio de Justicia. Este evento se suma a casos de amotinamiento y fuga de presidiarios ocurridos en el país, en los últimos meses.

En el primer trimestre del año, las inversiones ya sufrieron una caída de 2,9% y el consumo creció apenas 0,5%, según el BCP.


Incertidumbre en plano externo
Alejo Czerwonko, estratega de mercados emergentes en el Chief Investment Office de UBS Wealth Management, explicó que el panorama internacional brinda elementos positivos y negativos a la economía paraguaya. Los positivos recaen en el abaratamiento del dinero a nivel global, por la reducción de tasas de interés y las oportunidades que surgen así para la búsqueda de recursos por parte de países emergentes, tanto con emisiones de bonos corporativos como soberanas. Los negativos repercuten en precios de commodities, que no muestran señales de recuperación, por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Respecto al dólar, consideró que la incertidumbre en los mercados seguirá presionando al alza a la cotización, pero de manera marginal.

Dejá tu comentario