Interior

La crisis chaqueña preocupa a religiosos

Alcides Manena

ALTO PARAGUAY

Los religiosos misioneros del Vicariato Apostólico del Chaco (VACH), durante la primera asamblea anual realizada en la Puerto Casado, Alto Paraguay, expresaron su preocupación por la situación que atraviesan los habitantes chaqueños.

Mediante un comunicado denuncian el deterioro de la vida pública, la pérdida del sentido de pertenencia y el amor al pueblo, “se ve la fragilidad de las instituciones públicas respondiendo a intereses particulares y el despojo de tierras que continúa en complicidad de instituciones y poder político”, mencionan.

También enfatizaron en que lo que respecta a salud, pues los puestos sanitarios y el hospital regional no cuentan con estructuras edilicias y equipamiento necesario para atender con calidad a los habitantes de Alto Paraguay y el distrito de Puerto Pinasco, que es parte del vicariato.

“No existen salas equipadas para cirugía, análisis, especialistas y mucho menos salas de terapia, y los puestos de salud por largas temporadas no cuentan con profesionales y medicamentos necesarios, a esto se agrega la existencia de comunidades que no cuentan con planta de tratamiento de agua para el consumo humano”, menciona.

Hicieron énfasis, además, en la venta y el consumo de drogas “favorecidas y encubiertas por adultos”, al tiempo de instar a un mejor control.

Servicios. Denuncian también los constantes y prolongados cortes del energía eléctrica de la ANDE, que afectan a toda la población, y la falta de caminos de todo tiempo, por lo que piden a la Gobernación y al MOPC que ejecuten sus obras con seriedad para asegurar su calidad y durabilidad.

Dejá tu comentario