Sucesos

La Corte argentina estudia demanda por la Guerra contra la Triple Alianza

La acción iniciada por una oenegé pide la indemnización de 150 billones de dólares para Paraguay. Tanto Brasil como Uruguay rechazaron la jurisdicción argentina, al igual que el Gobierno Federal.

La Corte Suprema de la Argentina estudia un recurso de queja planteado por el Instituto Paraguayo Amigos de los Niños Adolescentes y Jóvenes contra Brasil, Uruguay y Argentina. Se pide la nulidad del Tratado de la Triple Alianza y todas sus consecuencias.

Es que tanto el Juzgado Contencioso Administrativo Federal N° 6 como la Cámara Nacional Federal en lo Contencioso Administrativo Sala I se declararon incompetentes para juzgar la acción, por lo que fue apelada y luego rechazada.

Ante ello, el abogado Juan Carlos Muro Segovia, quien lleva la acción, planteó un recurso de queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, lo que quedó trabado por el pago de las tasas y un beneficio de litigar sin gastos.

La acción fue promovida en el 2015 por la citada oenegé, en la que se pedía la indemnización por responsabilidad extracontractual, donde solicita la nulidad absoluta del Tratado de la Triple Alianza, y todos los actos posteriores, tales como los tratados de paz y los territorios anexados.

Es más, a raíz de ello, solicita que se declare que hubo genocidio y requiere una indemnización a Brasil, Argentina y Uruguay por 150 billones de dólares, debido a que muchos actos señalados ya son irreversibles.

Incluso, de prosperar la demanda, según el abogado Juan Carlos Muro, serían nulos los tratados de Itaipú y Yacyretá, ya que fueron construidas en lo que era territorio paraguayo antes de la Guerra contra la Triple Alianza.

RECHAZO. Durante la tramitación de la demanda se ofició a la misión diplomática de la República Federativa del Brasil, la que con el argumento del derecho internacional no aceptó someterse a la jurisdicción argentina.

Además, también se informó sobre la demanda a la República Oriental del Uruguay, que tampoco aceptó someterse a la jurisdicción de la Justicia argentina.

El juez federal en lo Contencioso, Enrique V. Lavie Pico, con el argumento de que la demanda correspondería a un acto institucional “la declaración de guerra”, correspondía declarar la incompetencia del tribunal para la acción.

RECURSO. Esto fue apelado ante la Cámara Nacional Federal en lo Contencioso Administrativo Sala I, la que el 14 de diciembre del 2017 declaró desierto el recurso, con lo que se ratificó la decisión del juez Lavie Pico del 21 de setiembre del mismo año.

Esto fue apelado de nulidad y arbitrariedad, pero la Cámara Nacional Federal denegó el recurso, por lo que no fue remitido a la Corte argentina.

Fue así que los accionantes llegaron a la Corte Suprema de la Nación a través de un recurso de queja, en contra del recurso que le fue denegado en segunda instancia.

La Corte pidió que primero se acreditara el beneficio de litigar sin gastos, o en su caso, pagar las tasas correspondientes. La oenegé respondió que no se pudo resolver en la cuestión, porque la Justicia se declaró sin competencia. Ahora está en manos de los ministros del Máximo Tribunal.

Buscan agotar instancia para recurrir a la CIDH
La acción ahora se encuentra en la última instancia de la Justicia argentina, con lo que, en caso de rechazarse, se agotarán todas las instancias internas.

Con ello, en caso del rechazo, la oenegé podría recurrir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington DC, Estados Unidos.Eventualmente, la acción podría tramitarse en contra de los países en la CIDH y llegar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en San José, de Costa Rica.

La acción además pide anular el Tratado de la Triple Alianza del 1 de mayo de 1865. Pidieron que se declarara que ocurrió un genocidio en contra del pueblo paraguayo.

Dejá tu comentario