País

La carga kármica del Paraguay

 

Cada día admiro más al teólogo Leonardo Boff por su defensa de la naturaleza y de su tierra nativa y todo desde su fe en Jesús.

Ciertamente, Boff está preocupado. Buscando las causas ha profundizado en lo que es el karma, tanto en las personas como en una sociedad.

Recopilo algunos de sus párrafos.

“Karma es un término sánscrito originalmente, que significa fuerza y movimiento, concentrado en la palabra ‘acción’, que provoca su correspondiente ‘reacción’.

“Cada persona está marcada por las acciones que ha practicado en la vida. Esa acción no se restringe a la persona, sino que connota todo el ambiente”.

“La historia está hecha de redes relacionales dentro de las cuales se inserta cada persona, ligada a las que la precedieron y a las presentes. Hay un funcionamiento kármico en la historia de un pueblo y sus instituciones, según los niveles de bondad y justicia o de maldad e injusticia, que produjeron a lo largo del tiempo”.

“No será difícil reconocer que en Brasil somos portadores de un pesadísimo karma, en gran escala, derivado del genocidio indígena, de la superexplotación de la fuerza de trabajo esclavo, de las injusticias hechas contra gran parte de la población negra y mestiza, lanzada a la periferia, con familias destruidas y corroídas por el hambre y por las enfermedades”.

“La sociedad moderna (incluidos nosotros) solo puede ser curada de su carga kármica a través de una revolución espiritual en la mente y el corazón en línea de justicia compensatoria y de políticas sanadoras con instituciones justas... Pero ella sola no es suficiente. Es necesario el amor, la solidaridad, la compasión y una profunda humanidad para con las víctimas. El amor será el motor más eficaz porque, en el fondo él es la última realidad”.

Y concluye recordando a Jesús, San Francisco, Gandhi, el papa Francisco, etc.

¿Cuál es la carga kármica del Paraguay?

Dejá tu comentario