Sucesos

La banquina es tierra de nadie sobre ruta 1 y no hay control de Caminera

Los capiateños dicen que no hay control a conductores de motos y vehículos que violan las normas de tránsito. Los transeúntes no tienen derecho sobre ruta 1, pues la banquina es utilizada como carril más.

Por Darío Arámbulo
darambulo@uhora.com.py

La muerte de un padre y su hijo visualizaron socialmente el problema diario de todos los transeúntes que día a día circulan por la ruta 1 Mariscal Francisco S. López. La banquina es un carril de circulación más –hasta contramano– en cualquier parte del tramo de San Lorenzo a Capiatá.

El martes, cerca de las 15.40, Neri Javier Grance (47) y su hijo Félix Grance (10) cruzaban ruta 1 en el kilómetro 19,8; un vehículo les dio paso para que crucen, pero según testigos un automóvil Subaru Impresa, guiado por Diego Francisco Núñez Ayala (23), se adelantó y embistió a los transeúntes y huyó del lugar.

Un equipo periodístico de ÚH fue hasta el lugar, y lo primero que se observa es que en todo el tramo hasta kilómetro 20 la banquina es utilizada como un carril más por motociclistas, autos, camionetas, camiones y buses del transporte público.

“Lo que escuchamos fue el impacto, y al darnos vuelta a ver el vehículo ya estaba pasando encima de la criatura y corrió el vehículo hacia San Lorenzo”, comentó Édgar Coronel, un herrero de Capiatá cuyo local está en las inmediaciones de la ruta 1.

Coronel comentó que antes otro accidente había ocurrido en el mismo lugar, cuando una moto que iba por la banquina embistió a un auto que dobló a la derecha.

“No hay control de nada ni de nadie. La banquina es como si fuera propiedad de los motoqueiros; y te maltratan si cruzás. Como si fuera nada circulan a gran velocidad”, comentó el trabajador.

En un periodo de una hora y media en la siesta de ayer el equipo periodístico de Última Hora evidenció el panorama diario de la ruta 1, donde las motocicletas y vehículos pequeños o de gran porte no disminuyen la velocidad cuando personas intentan cruzar la vía y son obligadas a retroceder a la vereda.

LEY MUERTA. La banquina es una zona de la vía contigua a una calzada pavimentada, destinada a la detención de vehículos en caso de emergencia y a la circulación de peatones y bicicletas, cuando no hubiere un sitio especial para ello, menciona la Ley Nº 5016 Nacional de Tránsito y Seguridad Vial.

Sin embargo, no existe nadie que haga cumplir dicha ley sobre la ruta 1, pues la Patrulla Caminera solo aparece para dirigir tránsito en los semáforos y no para multar a los que violan las normas viales, menciona también el taxista capiateño Nicasio Almirón.

“No hacen controles por la ruta a personas que transitan por la banquina, al menos nosotros no vemos”, indicó Nicasio Almirón, quien hace 33 años es taxista de Capiatá.

TRISTE DESPEDIDA. La imprudencia y la ley incumplida o no obligada a cumplir causaron un gran dolor en una familia capiateña con la muerte del padre y del hijo. Ayer familiares y amigos de Neri y Félix les dieron en último adiós.

A las 15.00 se desarrolló la sepultura de las dos víctimas fatales del accidente, dijo la Policía.

Opinión
“La circulación por la banquina es común”“La imprudencia uno ve todos los días. La circulación por la banquina es común, sobre todo de las motos que no respetan a nadie. No hay respeto para nadie que anda por la calle, ya no sabemos qué hacer. La Caminera solo aparece por acá (en el kilómetro 20 de la ruta 1) a la tarde, pero solo para dirigir tránsito”, dijo el taxista de Capiatá. Nicasio Almirón, taxista.

Medios del Este urgen a juez el levantamiento de censura
Representantes legales de medios de comunicación afectados por una censura, urgieron al juez Marino Méndez, de Ciudad del Este, que se tenga como no presentado un juicio de amparo judicial, por el cual el magistrado prohibió publicaciones relacionadas a un supuesto acosador, por el incumplimiento de requisitos legales por parte de la accionante. En las últimas semanas aparecieron sendas medidas judiciales que afectan la libertad de expresión y de prensa, en el Alto Paraná. La demandante no agregó copias para traslados, luego de ser beneficiada con una medida cautelar, aún cuando fue intimada por el magistrado por exigencia de la contraparte. El martes, el juez tuvo que suspender la audiencia de sustanciación del juicio de amparo, por exigencia de los representantes legales de varios medios de comunicación.El magistrado había ordenado el cese de toda divulgación, publicación, generación y/o alteración de contenido multimedia relacionado al accionante, sin el consentimiento expreso del mismo, como medida cautelar, violando una garantía constitucional, según el abogado Derlis Riveros, quien intervino en representación del diario La Jornada.El caso refiere a un supuesto hecho de acoso sexual filmado por la víctima y que se había viralizado a través de las redes sociales y publicado en algunos medios de comunicación, en el que aparece como autor un supuesto directivo de una universidad privada.El hecho fue denunciado por la víctima ante el Ministerio Público y es objeto de investigación penal por parte de la fiscal Vanesa Candia. El supuesto acosador también denunció por extorsión a la víctima y recurrió a un recurso de amparo, con la intención de que el caso no sea hecho público.Para los abogados de los medios, el juez se extralimitó al disponer la medida cautelar que viola la garantía constitucional de libertad de expresión y de prensa, además de la censura previa. La abogada Yrma Núñez, representante del diario Vanguardia, sostuvo que el magistrado no tiene otra opción que tener como no presentado el recurso de amparo y debe levantar la medida. (E.M.)

Dejá tu comentario