Mundo

Kim visita en Pekín con Trump en mente

 

La visita del líder norcoreano Kim Jong Un a China puede presagiar nuevas cumbres sobre el futuro de la península coreana pero también es una forma de ejercer presión sobre el presidente estadounidense Donald Trump debido al estancamiento de las negociaciones, estiman los analistas.

Las negociaciones entre Pyongyang y Washington sobre el arsenal nuclear norcoreano están estancadas desde la cumbre histórica de junio entre Kim y Trump en Singapur. Estados Unidos opta por mantener las sanciones hasta que Corea del Norte renuncie a las armas nucleares. Pyongyang reclama, por su parte, un aligeramiento inmediato.

En su discurso de Año Nuevo, Kim advirtió que el Norte podría “no tener otra opción más que explorar una nueva vía para defender (su) soberanía y (sus) intereses” si Washington no cambia de rumbo.

Con su viaje a China, Kim “quiere recordar a la administración Trump que hay posibilidades diplomáticas y económicas más allá de las que puedan proponer Washington y Seúl”, considera Harry Kazianis, del Centro para el Interés Nacional, un círculo de reflexión en Washington.

Estados Unidos tiene motivos para preocuparse ante el interés de Corea del Norte en reforzar vínculos con Pekín porque casi todos los intercambios comerciales norcoreanos pasan por China, añade. Una mejora de las relaciones con Pekín debilita la estrategia estadounidense de presión máxima. AFP

Dejá tu comentario