Sucesos

Jueza concedió medidas al chofer del mortal accidente de estudiante

A pedido del Ministerio Público, la jueza Magdalena Narváez le liberó. Fue imputado por homicidio culposo a raíz de la muerte de la estudiante de Sicología, que murió al caer del bus en movimiento.

El conductor del ómnibus de la Línea 2, que protagonizó el accidente fatal donde falleció una estudiante de Sicología, fue beneficiado ayer con las medidas alternativas a la prisión preventiva, a pedido del Ministerio Público.

La jueza de Garantías de turno, Magdalena Narváez, tomó la audiencia, aunque la causa quedará a cargo de su colega Clara Ruiz Díaz.

Se trata de Cristhian David Díaz González, quien fue imputado por supuesto homicidio culposo, a raíz de la muerte de la joven estudiante Carmen Vázquez Almada, de 28 años, por caída del bus.

La defensa presentó certificado de vida y residencia, a más de trabajo, al igual que certificados de nacimiento de los hijos del imputado, por lo que pidió las medidas alternativas.

La magistrada le concedió la libertad, con la prohibición de salir del país y de cambio de domicilio.

Además, debe comparecer en forma mensual ante el Juzgado y la fianza personal de 100 millones de guaraníes, que serán sustituidas luego por fianza real.

La jueza explicó que el conductor podrá trabajar, ya que no hay ninguna medida cautelar al respecto. Aclaró que la prohibición de conducir es una pena prevista en la ley, por lo que recién puede aplicarse al ser condenado, y no en la audiencia de imposición de medidas.

EL CASO. El fatal accidente se registró el pasado 16 de setiembre a las 18.10, entre las calles General Díaz y Colón de nuestra capital.

La joven abordó el colectivo de la Línea 2, empresa Guaraní SRL, una hora antes, y poco antes de bajar, cortó la llamada telefónica que tenía.

Según las imágenes del circuito cerrado del ómnibus, la joven universitaria estaba con dos bolsos grandes, uno en cada hombro, más su termo del tereré en la mano.

Carmen Vázquez fue hasta la puerta, tocó el timbre para avisar del descenso, y cruzó el molinete donde se ubicó en la puerta del colectivo que estaba abierta. Fue en ese momento que giró bruscamente el colectivo de la calle General Díaz hacia Colón. Esto hizo que la joven perdiera el equilibrio y cayera a la capa asfáltica, donde se golpeó la cabeza, lo que le ocasionó la muerte.

Fueron los otros pasajeros los primeros que se dieron cuenta de lo ocurrido. Un hombre se levantó y tocó desesperado el timbre para detener el bus y así auxiliar a la joven, pero ya era tarde.

El conductor, según se nota en las imágenes, ni siquiera se dio cuenta de lo ocurrido. Detuvo el bus y bajó a ver lo que pasó. El mismo tenía la puerta trasera abierta. Según las imágenes, Vázquez se expuso al bajar, y el chofer conducía con la puerta trasera abierta y giró bruscamente.

Dejá tu comentario