Sucesos

Juez envía a paraguayo yihadista por seis meses a un reformatorio

Tras la imputación del paraguayo de 17 años, detenido con una célula que respondía al yihadismo, aún no dieron a conocer su nombre. El grupo pretendía atacar, secuestrar y asesinar para financiar actos.

Un juez español ordenó el envío  a un reformatorio en régimen cerrado al adolescente paraguayo  de 17 años, detenido el miércoles durante operativos simultáneos que lograron el desmantelamiento de una presunta célula de reclutamiento yihadista en Cataluña (noreste).

La célula es autodenominada Fraternidad Islámica para la Predicación de la Yihad, y era liderada por Antonio Sáez Martínez. Ya habían diseñado para el grupo un logotipo (una metralleta y un machete). El juez de menores José Luis Castro decretó seis meses de reclusión para el compatriota, a quien imputó por el delito de integración en organización terrorista de tipo yihadista, informaron fuentes de la Policía española a los medios locales.

Se dispuso además la prisión de siete de los diez detenidos que estaban en el mismo grupo que integraba el menor paraguayo, informó el diario La Vanguardia.

El cónsul paraguayo en Madrid, Felipe Roberti, aún no accedió a información oficial acerca del destino que tendrá el joven, debido a su condición de menor, además de tratarse de un caso sensible y el hermetismo con que manejan las autoridades de españolas los casos de terrorismo. Desde un principio se mantuvo, de hecho, en secreto de sumario todo lo relacionado a la detención de las once personas que responden a la célula desbaratada.

Roberti dijo que por ley se debe esperar 72 horas para que las autoridades revelen detalles y, sobre todo, identidades de los detenidos.

El paraguayo vivía con su madre y dos hermanas en Terrassa, según el cónsul paraguayo en Barcelona, Juan Alfredo Buffa. Los otros diez detenidos que presentan " una adhesión ideológica nítida" a la organización Estado Islámico (EI), declararon ante el juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional, principal instancia penal española que decidirá sobre su situación.

Los supuestos yihadistas integraban el grupo que "reclutaba jóvenes, los radicalizaba y enviaba una parte de estos jóvenes a Siria e Irak, y se había constituido en una célula operativa con voluntad de atentar en Cataluña", según los investigadores.

Dejá tu comentario