Nacionales

Juez deja sin efecto querella contra Cristina Arrom

El juez de Sentencia Víctor Alfieri dispuso el cese de la querella en contra de Cristina Arrom, en cumplimiento del pedido de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH). Con esta resolución, la causa queda sin efecto.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) solicitó a la máxima instancia judicial paraguaya el cese de la querella de Cristina Arrom, en la causa por difamación, calumnia e injuria, que fue promovida por el ministro de la Secretaría de Inteligencia, Esteban Aquino.

Consideran que constituye una violación del artículo 53 del Reglamento de la Corte, el cual prohíbe en general el enjuiciamiento o la adopción de represalias a causa de las declaraciones o la defensa legal ante el tribunal internacional.

Nota relacionada: Corte dice que juez debe decidir sobre el caso Cristina Arrom

Por tanto, el juez de Sentencia Víctor Alfieri este jueves dispuso el cese de la querella, con la cual queda sin efecto la causa, informó el periodista de Última Hora Raúl Ramírez.

Aquino promovió la acción judicial ante las declaraciones realizadas por Cristina Arrom en la audiencia pública ante la CorteIDH, que tuvo lugar el pasado mes de marzo, en el caso promovido por su hermano Juan Arrom contra el Estado paraguayo.

La hermana fue una de las testigos del demandante. En su declaración acusó al actual ministro de la Secretaría de Inteligencia de ser integrante del grupo policial que supuestamente secuestró y torturó a Juan Arrom y Anuncio Martí.

Te puede interesar: CorteIDH emitió sentencia en el caso de Arrom y Martí

El pasado 14 de febrero, la mujer fue querellada por difamación, calumnia e injuria, y con ello Aquino pidió una indemnización de G. 850 millones.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos también ya deliberó y emitió la sentencia en el caso de Arrom, Martí y Víctor Colmán. Las partes serán notificadas y se desconoce aún cuál fue el fallo.

Juan Arrom había demandado al Estado paraguayo por supuesta desaparición forzada y tortura contra su persona, Martí y Colmán, en el año 2002.

Los mismos supuestamente fueron detenidos de forma ilegal por las fuerzas públicas del orden, quienes, aparentemente, los presionaron para que se declararan culpables del secuestro de María Edith Bordón de Debernardi, una causa que tienen pendiente en Paraguay.

Dejá tu comentario