Arte y Espectáculos

Jóvenes realizadores independientes ganan espacio en rubro audiovisual

Menó Films, Cuadro por Cuadro y Visor son tres productoras paraguayas independientes integradas por jóvenes, que paso a paso, y sin titubear, van afianzándose en lo audiovisual, un servicio que está en auge.

María Rosa Rolón

¡Luz, cámara, acción! Los tres jóvenes productores independientes Maik Flaming (25), Sebastián Argüello (25) y Mauro Ortega (30) comparten sus experiencias y desafíos en el rubro audiovisual, para ellos es una labor apasionante.

"El estudio es fundamental, hay mucha teoría importante en el rubro. Pero donde más se aprende es en el oficio, participando en rodajes de nivel profesional. El desafío en el ámbito audiovisual es ganar la confianza de los clientes, ya que sos nuevo en este ámbito laboral", señala Maik Flaming, quien junto a Marcelo Kehler y Tamara Celano conforman la productora Menó Films.

Creada en junio del 2016, Menó elabora tutoriales para internet, publicidades y lanzamientos de productos. "También realizamos varios cortometrajes, haciendo la fotografía y posproducción. Últimamente, parte del equipo trabaja en proyectos de películas paraguayas, aportando asistencia de cámara y de campo", comenta Maik.

El joven cineasta considera que existe bastante campo laboral en el país, pero falta consumo de producciones de ficción. "Se necesitan fondos y apoyo para realizar más cortometrajes y películas de calidad superior", sostiene.

Para ello, los equipos son fundamentales. "Pero son de alto costo, por eso conviene alquilarlos. Se requiere de por lo menos una cámara de media o alta gama, luces, grips, carros, estabilizadores, rigs, entre otros", explica.

Reto. Sebastián Argüello, de Cuadro por Cuadro, señala que el desafío más grande de la productora que lleva adelante con Nicolás Nagy, es haber entrado al mercado audiovisual. "El desafío es entrar al mercado, siendo que hay productoras mucho más grandes y con un excelente nivel. Siempre se intenta innovar y ver qué es lo nuevo a nivel mundial, para replicarlo o adaptarlo a nuestro medio", manifiesta. La empresa que lleva dos años ya realizó videoclips, cortometrajes, publicidad, institucionales y spots de redes. "Hay cada vez más trabajo y más oportunidades. Es cuestión de hacer cosas. La repetición hace al maestro. Nosotros somos bastante autodidactas, somos curiosos. Hay que hacerse preguntas constantemente. Empezamos con una cámara (dslr), un trípode y una computadora. Fuimos adquiriendo equipo por el camino, gracias al esfuerzo", confiesa.

Sebastián es actor recibido en Taller Integral de Actuación (TIA) y cursó la carrera de Cinematografía; Nicolás está cursando el segundo año de Cinematografía. "El objetivo mío es poder producir y realizar una película. Todos los trabajos los tomo como un entrenamiento y aprendizaje para ese fin", finaliza Argüello.


Opinión
"No hay que quedarse quieto"

"Existe mucho campo laboral en Paraguay relacionado con lo audiovisual. Me sorprende la cantidad de personas que abren sus empresas para hacer realizaciones. Hay nombres de productoras que no conocía y veo que tienen muchos trabajos. Eso quiere decir que hay bastante campo en el rubro. No hay que quedarse quietos para conseguir trabajos. Como productora empezamos haciendo eventos sociales. Hay muchas personas autodidactas, pero el estudio siempre ayuda. Pero lo más importante se aprende en el oficio", sostiene Mauro Ortega, director de Visor. Mauro Ortega, de Visor.



Dejá tu comentario