Jorge Calandrelli, el sello hispano en la música de los grandes del mundo

Los Ángeles, 9 ago (EFE).- El compositor y arreglista argentino Jorge Calandrelli ha puesto su sello en la música de grandes estrellas por lo que ha sido nominado 24 veces a los Grammy, 2 veces al Oscar y muchas más a diversos galardones alrededor del mundo.

El "sello Calandrelli", del también director de orquesta y productor musical, es producto de más de 40 años de experiencia y puede escucharse en canciones de grandes artistas de diversas épocas y en conciertos de las mejores orquestas sinfónicas de América, Europa y Asia.


Tony Bennett, Barbra Streisand, Celine Dion, Sting, Julio Iglesias, Marc Anthony, Madonna, Elton John, Placido Domingo, Gloria Estefan, Johnny Mathis, Paul McCartney, Vanesa Williams, Ricky Martin, Jennifer López, Andrea Boccelli, Whitney Houston, Luis Miguel, Shakira, Celia Cruz, Juanes y Enrique Iglesias, entre muchos otros interpretes, han confiado a Calandrelli la misión de "tejer la filigrana" a muchas de sus canciones.


"Detrás de la voz hay todo un proceso creativo que le da a la letra y a la melodía el entorno propicio. Mi misión como arreglista es recibir la canción, muchas veces cantada acompañada solo por una guitarra, y entonces escribir desde la primera hasta la última nota para los instrumentos de la orquesta que acompaña al cantante", explicó a Efe el músico nacido en Buenos Aires.


"Son los giros, armonías, texturas, contrapuntos, ritmos, orquestación, todo. Mi trabajo comienza con un papel en blanco donde escribo mi música que, más que nada, sale del corazón, pero que es también muy intelectual", agregó.


Además de arreglista, Calandrelli se ha destacado como autor. El tema "Tu y Yo", que junto a Rudy Pérez compuso para Luis Miguel, se encuentra en la lista de la American Society of Composers, Authors and Publishers, como una de las canciones latinas más exitosas.


Su obra "Concierto para Clarinete de Jazz y Orquesta", grabada en 1986 por la Filarmónica de Londres y considerada como referencia en el libro "A History Of The Concerto", sobre la historia de la música clásica en EE.UU., es otra muestra de la maestría del compositor.


"El 30 de septiembre la Filarmónica de Buenos Aires tocará esta obra en el Teatro Colón para conmemorar el Bicentenario de Argentina", dijo orgulloso Calandrelli, quien descubrió su amor por la música cuando tenia 4 años de edad.


Su padre, un médico militar, al principio se opuso a la idea de que el menor de sus 6 hijos se dedicara a la música, aunque su madre siempre lo apoyó.


"Yo crecí en un hogar donde el amor a las artes se daba de manera natural. En casa todos los domingos daban una comida y siempre venia alguien importante, bien sea un artista que se estuviera presentando en el Teatro Colón, o un obispo, o un científico, pero siempre después de la comida se hacia una especie de recital", recordó.


"Mi padre me dijo que apoyaría mi vocación si me dedicaba a estudiar la música seriamente, que no me conformara solo con ser bueno y entonces estudié armonía, contrapunto, fuga de orquestación y mucho más y me propuse desde un principio hacer las cosas al más alto nivel posible", refirió.


Después de haberse posicionado en Argentina como uno de los mejores arreglistas, productores y directores de orquesta, en 1978 decidió mudarse a EE.UU. cuando sintió que "estaba preparado" para abrirse paso en este país.


Su primera nominación al Oscar fue por la música de la película "El Color Púrpura", luego por el tema "A Love Before Time" del film "Crouching Tigre/Hidden Dragon".


En su casa, ubicada en Bear Valley Spings, California, numerosos galardones dan testimonio de su éxito, entre ellos 2 Grammy por su trabajo en los discos "Soul of the Tango" y "Tango Remembrances" del afamado chelista de origen chino Yo-Yo Ma y un tercer Grammy por el disco "Tony Bennett-Duets: An American Classic".


La música es todo en la vida de Jorge Calandrelli, superada solo por el gran amor que siente por su esposa Marcia, con quien se casó hace 23 años.


"Yo siento que fui bendecido por Dios con un don musical que agradezco a diario, pero fue necesario no solo reconocer ese don, sino pulirlo con estudios, perseverancia y pasión, yo creo que esa es la clave para lograr los sueños en la vida", concluyó.

Dejá tu comentario